Raúl Gutiérrez
Ciudadano cubano Raúl Gutiérrez.
Foto: Colprensa
15 Nov 2018 08:13 AM

Detienen a argentinos por presuntos nexos con cubano que planeaba atentados en Bogotá

De ser hallado culpable, el ciudadano cubano podría pagar una pena cercana a los 15 años de prisión.

La policía argentina detuvo a dos hombres de nacionalidad argentina vinculados supuestamente con Raúl Gutiérrez, ciudadano cubano detenido en Bogotá el pasado mes de marzo, señalado de tener relación con un supuesto plan para cometer atentados terroristas en la capital del país, informaron fuentes oficiales.

Según señaló en un comunicado el Ministerio de Seguridad, la investigación llevada a cabo por la Policía Federal Argentina comenzó hace 8 meses y culminó el pasado viernes con la orden de detención dictada por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Franco Picardi.

El Ministerio de Relaciones Exteriores británico advirtió este miércoles que es "muy probable" que Argentina, país que acogerá los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre la reunión de jefes de Estado de los componentes del G20, sufra atentados terroristas de cara a la cumbre, por lo que recomendó a sus ciudadanos aumentar las medidas de seguridad si van a visitar el país austral.

Puede leer: Fiscalía llama a juicio a cubano señalado de planear atentado contra Petro

Para la Fiscalía colombiana existen suficientes evidencias de la participación de este ciudadano cubano en supuestos planes para atentar en contra de líderes políticos como el excandidato presidencial y senador Gustavo Petro, el exjefe de las antiguas Farc y jefe político del nuevo partido partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Rodrigo Londoño ‘Timochenko’ y las Embajadas de Cuba y Estados Unidos en Colombia.

Meses atrás, RCN Radio conoció que el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, le practicó un examen psiquiátrico al ciudadano cubano Raúl Gutiérrez Sánchez. La entidad determinó que tras la práctica de dichas pruebas, esta persona no padece de ningún trastorno psicológico, como se había pensado inicialmente.

Así lo confirmó en su momento su propio abogado Carlos Arturo Toro, quien dijo que “al imputado se le practicó un valoración psicológica por parte del Instituto de Medicina Legal, la cual determinó que no tiene ninguna afectación en la esfera del pensamiento y en la esfera subjetiva en general”.

Estos resultados de Medicina Legal le dieron vía libre a la Fiscalía a cargo del caso, para acusar de manera formal ante el juzgado quinto penal especializado de Bogotá a Raúl Gutiérrez, como presunto autor de los delitos de concierto para delinquir agravado y terrorismo en grado de tentativa.

Le puede interesar: Cubano que planeaba atentados en Bogotá no padece de trastornos psicológicos

La acusación

Gutiérrez Sánchez tiene 45 años de edad y en la actualidad esta cobijado con medida de aseguramiento que le impuso el Juzgado 46 de control de garantías de la ciudad, al considerar que representa un peligro para la sociedad.

De acuerdo con los investigadores, existen conversaciones de Gutiérrez Sánchez con un ciudadano marroquí quien le decía que debía ser un número elevado de personas las que debían morir al momento de cometer el hecho, mientras se hacía referencia de cómo ejecutar  el atentado para que fuera más letal.

El abogado Toro señaló que "la verdad veo tan burda y abstracta  la acusación (...) Si fuera, por lo menos en principio cierto que hubiera adelantado una gestión mínima para atentar contra la Embajada de los Estados Unidos en Colombia o contra ciudadanos norteamericanos tengan la plena y absoluta certeza que ya hubiese sido pedido en extradición y habría sido llevado a Estado Unidos para responder por esos cargos".

La Fiscalía pudo establecer que Raúl Gutiérrez, además se contactaba con una persona residente en España, quien le daba instrucciones de cómo llevar a cabo la logística para cometer el atentado.

En su momento trascendió que este cubano ya había elegido el lugar en donde pondría la carga explosiva. Se trataba de un restaurante que es frecuentado en su mayoría por ciudadanos estadounidenses que trabajan en la Embajada de ese país en Bogotá.