NiñaLloraViolenciaAbusoRefINGIMAGE.jpg
Ingimage (Referencia).
5 Feb 2021 10:18 AM

Decisión judicial permitió que abusador ahora viva cerca a su víctima menor de edad

La familia de la niña asegura que en este caso primaron los derechos del violador sobre los de la víctima menor de 14 años.
Adalis
Medina Lozano
@amedinalozano

Un angustioso llamado hizo la madre de una niña de diez años que fue víctima de abuso sexual el pasado 5 de junio, en zona rural de Aracataca, luego de que el responsable fuera finalmente condenado a pagar su pena en casa por cárcel.  

Según la mujer, inicialmente el joven fue capturado y liberado por mal procedimiento, pero luego de un largo proceso judicial las autoridades competentes le ordenaron pagar su pena en su casa, sin tener en cuenta que vive a dos viviendas de donde se encuentra su víctima.

Le puede interesar: En marzo el Gobierno presentará reglamentación de cadena perpetua para violadores de menores

El hombre tenía 17 años cuando cometió el delito de abuso sexual con la pequeña de 10 años. Sin embargo, en medio del proceso judicial cumplió la mayoría de edad, pero la justicia por concepto y acompañamiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le dio el beneficio de casa por cárcel.

“Mi hija no es un animal, no hemos tenido acompañamiento del ICBF, mientras a él es que le vienen haciendo acompañamiento todas las entidades, la niña está en crisis, porque  todos los días tiene que ver a su victimario”, indicó Rosa Jiménez madre de la menor.

Según la madre "Este hombre pasa permanentemente por su vivienda, tanto que la vez pasada debí auxiliar a mi niña cuando se fue a bañar a la 'acequia' que hay en el corregimiento, porque ese muchacho se le fue atrás a mi hija".

Le puede interesar: Capturan a habitante de calle por abuso sexual a adulto mayor

Qué están esperando que ese tipo me le vuelva hacer daño a la niña, o lo que es peor me la mate, lo vi irse detrás de la niña cuando ella se fue a bañar, me tocó correr y recoger a mi hija”, añadió la mujer.

La menor ha recibido acompañamiento sicológico desde la Comisaría de Familia del municipio, pero ha revertido toda su recuperación al tener al victimario nuevamente cerca de su vivienda.

Por su parte la Secretaria de la Mujer del departamento del Magdalena rechazó el hecho y pidió a las autoridades revisar el proceso,  para restablecer los derechos de la menor,  según la madre de la pequeña,  ellas no han sido atendidas después de la agresión, ni por la Policía de Infancia y Adolescencia y mucho menos acompañamiento del ICBF a diferencia del victimario.