Carlos Mattos, expresidente de Hyundai en Colombia
Carlos Mattos, expresidente de Hyundai en Colombia
Colprensa
8 Oct 2018 08:58 AM

Carlos Mattos se presentó ante la Interpol en España

El expresidente de Hyundai Colombia es investigado porque habría pagado sobornos a funcionarios judiciales para beneficiarse.

El empresario colomboespañol Carlos Mattos aseguró que se presentó "voluntariamente" ante la Interpol luego que la semana pasada la Fiscalía General solicitara a España su extradición por un caso de corrupción relacionado con la empresa coreana Hyundai.

"Me encuentro en España, país del que soy ciudadano, trabajando en mi defensa con mis abogados para demostrar mi inocencia y que todo esto ha sido una persecución orquestada por gente muy poderosa. Ya me presenté a la Interpol voluntariamente por si tienen algún requerimiento", afirmó Mattos en su cuenta de Twitter.

El miércoles de la semana pasada, la Fiscalía le imputó al empresario cuatro delitos en contumacia y pidió a España su extradición.

Vea también: Voltear testigos es un delito cotidiano: Mildred Hartmann, defensa de Carlos Mattos

Mattos es procesado por sobornar a funcionarios judiciales e ingenieros que ayudaron a acelerar el curso de una demanda en la que estaba implicado para lograr así que esta llegara al despacho de un juez que fallaría a su favor.

El pleito jurídico en mención se inició en 2015 cuando Hyundai Motor Company decidió quitar a la empresa de Mattos, Hyundai Colombia, la representación de la marca en el país.

Tras esa decisión Mattos demandó a la multinacional con el objetivo de que se le reparara por los daños ocasionados.

Le puede interesar: Orden de captura internacional contra Carlos Mattos

Tan solo dos meses después de presentar la demanda, elaborada por un exmagistrado de la Sala Civil de la Corte Suprema, el juez Reinaldo Huertas falló a favor del empresario, con lo cual se impidió a la multinacional la comercialización de sus vehículos con una compañía diferente a la de Mattos.

Por este caso las autoridades abrieron una investigación al empresario y la semana pasada lo declararon en contumacia después de que no se presentara al consulado de Colombia en Madrid a la audiencia virtual en su contra.

Tras esto un juez colombiano le imputó los cargos de cohecho por dar u ofrecer en grado de autoría, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático y daño informático.