Arma de fuego
Ingimage
29 Ene 2020 06:40 AM

Capturan a pastor que a la vez era sicario de banda criminal en Cali

En total fueron capturadas once personas que serían miembros de esta estructura criminal.
Fredy Daza
Fredy Leonardo
Daza Sepúlveda
@fredyldaza

Camuflando un arma de fuego en una biblia, el pastor de una comunidad cristiana evitaba levantar sospechas sobre sus actividades como miembro de una banda dedicada al tráfico de estupefacientes y responsable de varios homicidios en el departamento del Valle del Cauca. 

En varios allanamientos -hechos por las autoridades en las comunas 13 y 14 de Cali y Jamundí- fue desarticulada una peligrosa banda criminal. Se incautaron cinco armas de fuego y once personas fueron capturadas quienes deberán responder por los delitos de homicidio agravado, porte ilegal de armas de fuego, tráfico de estupefacientes, entre otros. 

Le puede interesar: El llamado de la Fiscalía a Aida Merlano para que colabore con la justicia

Esta banda criminal sería la responsable de al menos doce asesinatos, entre los que se encuentra el de un taxista en 2017 y el de unos jóvenes que habrían entrado a un zona controlada por estos delincuentes.

El brigadier Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, dijo que esta estructura criminal estaba encabezada por una persona que tenía detención domiciliaria, luego de haber estado varios años tras las rejas.  

Esta banda era conocida como la ‘Doble A’ y mensualmente recibía entre 60 y 80 millones de pesos, por el tráfico de aproximadamente 35.000 dosis de sustancias ilegales. De igual forma, se pudo establecer que el dinero era prestado bajo la modalidad de ‘gota a gota’, con un interés que alcanzaba el 20%. 

Lea también: Fiscalía practica pruebas a menores que tomaron medicamento equivocado y murieron 

Sobre el actuar delictivo del pastor, el brigadier Vásquez aseguró que “era una fachada para ocultar ese accionar delincuencial y desorientar a las autoridades". 

También se supo que el cabecilla de la banda intimidaba a sus víctimas para que no denunciaran la labor delictiva.