Una persona muerta y 11 heridas dejó riña en la URI de Puente Aranda.
Una persona muerta y 11 heridas dejó riña en la URI de Puente Aranda.
AFP (Referencia)
10 Ene 2021 01:33 PM

Asesino de una tía y prima en Soacha pagará 60 años de cárcel

Un dinero que escondían las mujeres sería la causa de los homicidios.
Luis Francisco Cifuentes
Luis Francisco
Cifuentes
@CifuentesM

El Juzgado Primero Penal del Circuito de Soacha (Cundinamarca) condenó a un hombre a 60 años de prisión, por el crimen de su tía y una prima de 8 años, en hechos ocurrido el 19 de junio de 2019, en el barrio Villa Mercedes de esa población vecina a Bogotá.  

La directora Seccional Cundinamarca de la Fiscalía, Nidia Pilar Rojas, explicó que el hombre fue declarado responsable de los delitos de homicidio agravado y hurto calificado, mientras agregó que deberá permanecer recluido en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá.  

“Los primeros pasos de la investigación apuntaron a alguien cercano o de confianza de las víctimas, toda vez que las chapas, ventanas y tejas de la vivienda en la que fueron encontrados los cuerpos no estaban forzadas ni deterioradas", manifestó la fiscal Rojas.   

Lea también: Antioquia: Investigan asesinato de tres personas de una familia en Betania

 

Uno de los hijos de la mujer aseguró que en un parlante su mamá había escondido 5 millones de pesos que fueron sustraídos por el hombre que la asesinó. 

Señaló que su primo sabía que el dinero estaba guardado y lo culpó de algunos robos que se presentaron en la familia. 

En la diligencia, los funcionarios judiciales se percataron que el joven tenía varias heridas en las manos y al ser cuestionado sobre las lesiones, aseguró que fueron ocasionadas con una escalera. Sin embargo, parecían heridas de arma blanca.

Lea también: Tres muertos y cinco heridos en ataque armado en gallera de Caquetá

La funcionaria judicial sostuvo que ante las sospechas, el hombre fue requisado y se le halló una navaja de tres hojas con la que les habría quitado la vida a las dos mujeres. 

“En los análisis realizados al arma se constató que tenía rastros de sangre. Esta evidencia fue contrastada con algunas manchas que también se encontraron en el parlante y en diferentes lugares de la casa donde se presentó el asesinato”, señaló la fiscal Rojas. 

Finalmente, se conoció que tras un allanamiento realizado a la vivienda donde vivía el condenado, se detectó sangre en el lavadero, la ducha, una habitación y en una toalla.  

Fuente
Sistema Integrado de Información