Tom-LA-FM.jpg
Alias Tom / AFP y video difundido
12 Dic 2017 12:23 PM

Alias Tom fue trasladado desde Medellín hacia la cárcel La Picota de Bogotá

El jefe de La Oficina fue trasladado en un avión de la policía.
La
Fm

Una tanqueta, camionetas blindadas, más de 20 motocicletas y un avión de la Policía fueron necesarios para garantizar la seguridad durante el traslado de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, hacia la cárcel La Picota de Bogotá.

El máximo jefe de La Oficina fue sacado de su sitio de reclusión en la cárcel La Paz de Itagüí hacia la capital del país, para evitar que siga delinquiendo.

Alias Tom fue evacuado en un avión de la fuerza pública que despegó desde el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, luego de que la Fiscalía General de la Nación solicitara el traslado hacia Bogotá, por considerar que Mesa Vallejo podría seguir delinquiendo desde prisión, aprovechando la presencia de otros criminales en la cárcel de Itagüí.

Por eso, el ente acusador informó que en Bogotá continuaría el proceso judicial en su contra, por los delitos de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, porte ilegal de armas de fuego, falsedad en documento público y narcotráfico.

El trasladado del máximo cabecilla y fundador de la organización 'Los Chatas' ocurre dos días después de que una juez de control de garantías legalizara su captura y dictara medida de aseguramiento intramural en la cárcel de máxima seguridad de La Paz.

Desde su nuevo lugar de reclusión, Mesa Vallejo seguiría las audiencias por video llamadas con el Juez encargado del caso en Medellín. Los detalles del traslado se conocerán en el aeropuerto, donde se confirmará el destino.

Ante un posible reacomodamiento de los grupos delincuenciales y del surgimiento de alias Montañero o El Piolo, como sucesor de Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom, las autoridades en Medellín están preparadas para garantizar la seguridad, tras la captura alias 'Carlos Chata', como también era conocido en el mundo criminal.

Su poder era tan grande, que las autoridades lo comparan con el Pablo Escobar actual, al tener el 80 por ciento del control criminal del Área Metropolitana.