Maduro-y-Santos-LA-FM-AFP-.jpg
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el presidente Juan Manuel Santos / AFP
18 Abr 2018 04:19 PM

Venezuela entregó nota de protesta a Colombia por permitir "farsa de mal gusto"

Venezuela exige al Estado colombiano que proceda a establecer las responsabilidades administrativas y penales correspondientes.
La
Fm

La República Bolivariana de Venezuela entregó nota de protesta al gobierno de Colombia por los hechos acaecidos en la Sede del Congreso de este país, el pasado 03 de abril, en donde un "grupo de abogados usurpadores de funciones" participó en una "simulación de actos públicos" que son de la exclusiva competencia del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela.

La nota de protesta fue entregada por el viceministro para América Latina del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Alexander Yánez, al encargado de Negocio de Colombia, Germán Castañeda, durante una reunión que se llevó a cabo en la Casa Amarilla, sede de la cancillería venezolana.

El gobierno venezolano calificó estas acciones como una "farsa de mal gusto" y una "violación flagrante" de las reglas constitucionales que establecen los poderes públicos de cada Estado, "los cuales están sometidos a su propio ordenamiento constitucional".

El referido documento también establece que el comportamiento de los altos funcionarios colombianos implicados violan principios fundamentales del Derecho Internacional, rectores de las relaciones entre Estados, como los de soberanía, libre elección de sistema político, económico y social, no injerencia en los asuntos de otros países, buena vecindad y justa correspondencia diplomática y a su jucio representa "una grave falta de respeto a la propia dignidad nacional colombiana, constitutiva de una infracción tipificada en el Código Penal colombiano".

Asimismo, Venezuela exige al Estado colombiano que se proceda a establecer las responsabilidades administrativas y penales correspondientes, con el propósito de velar por el cumplimiento tanto de su propia legalidad como de las normas internacionales, así como responsabilizar administrativa y penalmente a los implicados.