Donald Trump
Donald Trump
AFP
18 Sep 2020 02:47 PM

Vacuna contra covid-19 estará lista en abril de 2021, dice Trump

El mandatario había hablado de octubre y noviembre como fechas para conocer la vacuna.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió la fabricación de suficientes vacunas de covid-19 para los 330 millones de estadounidenses para el próximo abril, y dijo que las primeras dosis se distribuirán inmediatamente después de su aprobación a finales de este año.

"Habremos fabricado al menos 100 millones de dosis de vacunas antes de fin de año. Y probablemente mucho más que eso. Cientos de millones de dosis estarán disponibles cada mes y esperamos tener suficientes vacunas para todos los estadounidenses para abril", dijo el mandatario en la Casa Blanca.

Le puede interesar: Gobierno británico contempla el retorno al confinamiento en Inglaterra

El presidente estadounidense, Donald Trump, había asegurado que la vacuna contra la COVID-19 estaría ampliamente disponible a finales de año, pese a que expertos de su propio gobierno han dicho que habrá que esperar a 2021.

El mandatario también dijo ayer que esperaba que hubiera una vacuna disponible en octubre, probablemente, según sus cálculos, pocos días antes de las elecciones del 3 de noviembre en las que se juega su reelección.

Moderna es, junto con AstraZeneca y Pfizer, que colabora con la alemana BioNTech, uno de los más prometedores desarrolladores de la vacuna contra la COVID-19.

Le puede interesar: “Es una bandera de lucha lograr la elección presidencial y parlamentaria libre en Venezuela": Guaidó

AstraZeneca tuvo que detener temporalmente los ensayos debido a que un participante sufrió una reacción adversa y solo ha reiniciado las pruebas en algunos países.

Pfizer, que utiliza una tecnología similar a la de Moderna, de ARN mensajero, espera tener resultados preliminares de eficacia y seguridad en octubre.

Moderna aseguró que es la primera en presentar un informe con sus protocolos tan detallado, algo que se mantiene en secreto por miedo a perder competitividad.

Las noticias sobre Moderna llevaron las acciones de la farmacéutica con sede en Massachusetts a subir cerca de un 3 %, después de que se hayan mantenido relativamente bajas por la falta de información sobre la marcha de la fase 3.