DonadTrump.jpg
El mandatario estadounidense se refirió así sobre El Salvador, Haití y a países africanos - Archivo AFP
8 Mar 2018 06:14 AM

Unión Africana y EE.UU. pasan la página a polémica por "países de mierda"

El presidente de EE.UU. estuvo en el ojo del huracán por hablar de los “países de mierda”.

El secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson se reunió el jueves en Adis Abeba con el presidente de la Comisión de la Unión africana (UA), Musa Faki, quien exhortó a pasar página a la polémica causada por las palabras atribuidas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre los "países de mierda".

En una reunión en la sede de la UA en la capital etíope, Tillerson y Faki hablaron de contraterrorismo, seguridad, comercio, desarrollo, corrupción y conflictos.

(Lea: Trump, centro de escándalo por críticas a “países de mierda”)

 

La visita de Tillerson se enmarca en un contexto polémico sobre esa expresión relativa a los "países de mierda". Trump la habría usado para calificar a El Salvador, Haití y a países africanos durante una reunión a puerta cerrada a mediados de enero, según varios medios y un senador que participó en ella.

Esta declaración suscitó una ola de indignación en África. Trump alegó, de forma un tanto alambicada, que había recurrido a un lenguaje "duro" aunque no estas palabras precisas.

Pero Faki aseguró que esta polémica ya forma parte del pasado. "He recibido una carta del presidente Trump, dirigida a mí, y hablé de ello con otros dirigentes africanos. Este incidente pertenece al pasado", declaró en conferencia de prensa conjunta.

Esta primera gira africana de Tillerson, que viaja el viernes a Yibuti y a Kenia, y la semana próxima a Chad y Nigeria --todos aliados de Estados Unidos en la lucha contra el extremismo islamista- fue descrita por los analistas como un "viaje de escucha", que no generará ningún anuncio de especial importancia.

Prioridad a la seguridad

Para los observadores, la elección de los países visitados por Tillerson refleja la voluntad de Estados Unidos de concentrarse ante todo en Africa en temas de seguridad.

Con Faki, Tillerson habló del apoyo de Washington a las fuerzas antiterroristas africanas desplegadas en el Sahel o en Somalia --país donde Estados Unidos ha multiplicado las operaciones en los últimos meses--, aunque no se anunció ningún compromiso directo.

El secretario de Estado dijo que su visita "refleja la importancia que el continente tiene para Estados Unidos, tanto desde el punto de vista de seguridad como económico".

Al respecto advirtió a los países africanos contra el riesgo de dependencia ante las inversiones chinas, aunque precisó que Estados Unidos "no intenta de ninguna manera" impedir que fluyan esos capitales chinos hacia África.

También pidió que se apoyen los esfuerzos de Washington para convencer a Corea del Norte que abandone su búsqueda del arma nuclear. "Los países africanos pueden desempeñar un rol" en ese objetivo, aseguró.

La gira de Tillerson coincide con la de su homólogo ruso, Serguei Lavrov, a Angola, Namibia, Mozambique, Zimbabue y Etiopía.

Rusia propuso que ambos responsables se reunieran en Etiopía, pero Estados Unidos habría declinado la oferta, según explicó Lavrov el jueves en Zimbabue