Incendio Nueva York
Incendio Nueva York
AFP
12 Ene 2022 06:24 PM

Una indemnización de US$1.000 millones reclaman sobrevivientes de incendio del barrio del Bronx

En la denuncia, la pareja, que asegura haber sufrido heridas en ese incendio, presentan cuatro quejas ante los gestores del edificio.
agenciaefe
Agencia
Efe

Una pareja de supervivientes del incendio del barrio del Bronx, que el pasado domingo se cobró la vida de 17 personas, ocho de ellos niños, presentaron una denuncia contra los gestores del edificio y contra la alcaldía de la ciudad en la que reclaman una indemnización de 1.000 millones de dólares.

La cadena local ABC7 mostró la denuncia interpuesta por la pareja formada por Rosa Reyes y Félix Martínez, quienes la presentaron "individualmente y en representación de otros en similar situación", y la calificó de "la primera denuncia", vaticinando que le seguirán otras parecidas.

En la denuncia, la pareja, que asegura haber sufrido heridas en ese incendio, presentan cuatro quejas ante los gestores del edificio: no asegurar el cierre automático de las puertas metálicas; mal funcionamiento de los detectores de humo; no proporcionar la calefacción adecuada y permitir errores en las alarmas de incendios. 

Lea aquí: Yo no iré a la toma de posesión del nuevo presidente de Chile: Jair Bolsonaro

El incendio se declaró cuando una estufa eléctrica prendió fuego y quemó un colchón en el piso segundo; cuando los residentes de ese apartamento salieron precipitadamente de casa, dejaron la puerta abierta y eso hizo que el fuego y el humo ascendieran rápidamente por los 19 pisos del edificio, donde se repartían 120 apartamentos.

En los testimonios que prestaron los damnificados en las primeras horas, muchos repitieron que las alarmas de incendio saltaban todo el tiempo y ya pocos las tomaban en serio; otros aludieron a que la calefacción central estaba muy baja y hacía frío en los apartamentos.

Según la cadena, algunos residentes han comenzando a regresar a sus apartamentos si no estaban muy dañados, mientras que otros siguen alojados en hoteles a cuenta del municipio mientras tramitan las ayudas públicas.

La lista de muertos hecha pública presenta una gran mayoría de víctimas que eran de dos o tres familias, procedentes de Gambia y de religión musulmana.