turquiaafp.jpg
Turcos protestan frente al consulado holandés en Rotterdam / AFP
13 Mar 2017 11:52 AM

Turquía prohibe el ingreso a su país de cualquier diplomático holandés

El viceprimer ministro turco y portavoz del Gobierno, Numan Kurtulmus, anunció medidas severas.
La
Fm

Turquía denegará el permiso de aterrizaje a futuros vuelos diplomáticos holandeses, impedirá el retorno de embajador de Holanda a Ankara y suspenderá todas las reuniones políticas previstas, anunció hoy el viceprimer ministro turco y portavoz del Gobierno, Numan Kurtulmus.

El Ejecutivo de Ankara toma estas medidas de presión para forzar a Holanda a disculparse por el tratamiento a la ministra turca de Familia y Asuntos Sociales, Fatma Betül Sayan, quien el sábado fue retenida en Rotterdam, donde intentó dar un mitin político, y luego fue expulsada hacia Alemania.

"En primer lugar hemos decidido no permitir el regreso del embajador holandés, actualmente de vacaciones en el extranjero, antes de que se cumplan nuestras condiciones, y no daremos permiso a los vuelos diplomáticos desde Holanda", dijo Kurtulmus en una rueda de prensa transmitida en directo por la cadena NTV.

Precisó que esta medida "se limita únicamente a visitas oficiales y vuelos diplomáticos que quieran usar espacio aéreo turco, y no afecta a los ciudadanos holandeses". "En segundo lugar, hasta que Holanda no ofrezca una compensación por lo que ha hecho, hemos decidido suspender y posponer todas las relaciones de alto nivel previstas, así como las reuniones y entrevistas de ministros y superiores", agregó.

Además, el Gobierno islamista turco tramita en estos momentos una recomendación al Parlamento de Ankara para que extinga, desde su parte, el grupo de amistad que mantiene con la cámara de Holanda. "Esta crisis no es responsabilidad de Turquía, ni la deseamos", aseguró Kurtulmus, que prometió "actuar de forma responsable, pero decidida, y teniendo especial cuidado en no enfrentar al pueblo holandés con Turquía".

Relaciones al más alto nivel suspendidas

Turquía suspendió el lunes sus relaciones al más alto nivel con Holanda, alegando el bloqueo del gobierno holandés para que los políticos turcos participen en los mítines sobre el referéndum en el país, declaró el viceprimer ministro turco.

"Hasta que Holanda no repare los daños que ha causado, las relaciones al más alto nivel y las reuniones previstas a nivel ministerial y a alto nivel quedan suspendidas", anunció Numan Kurtulmus tras una reunión del consejo de ministros. Asimismo, afirmó que "ha sido decidido que hasta que las condiciones que hemos puesto no se cumplan, el embajador holandés no estará autorizado a regresar".

El embajador de Holanda, Kees Cornelis van Rij, se encuentra actualmente fuera de Turquía, y es el encargado de negocios el que gestiona los asuntos.