Racismo, protestas
El racismo desató protestas en Estados Unidos.
AFP
20 Jun 2020 08:45 AM

Resolución de la ONU contra el racismo, calificada como "hipocresía" por EE.UU.

La resolución reclamaba la creación de una comisión de investigación internacional independiente para esclarecer el "racismo sistemático".

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, tildó de hipocresía una condena al racismo declarada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. 

Pompeo dijo que el consejo debería centrarse en lo que llamó disparidades raciales sistémicas en países como Cuba y China.

La resolución "apunta al sistema policial y la raza en Estados Unidos (y) marca un nuevo punto bajo", dijo en un comunicado Pompeo.

El pronunciamiento se aprobó tras un debate incitado por las protestas que estallaron en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que pereció asfixiado por un policía blanco que lo había detenido. Una mención específica de ese caso fue excluida de la resolución.

Lea además: Científicos peruanos crean prueba para detectar el Covid-19 en 40 minutos

Floyd, un estadounidense negro de 46 años de edad, murió asfixiado por un policía durante su arresto el 25 de mayo en Minneapolis.

En su versión inicial, la resolución reclamaba la creación de una comisión de investigación internacional independiente para esclarecer el "racismo sistemático" en Estados Unidos.

Este tipo de comisión es una estructura de alto nivel, generalmente reservada a las grandes crisis, como el conflicto en Siria.

Pero el texto fue edulcorado progresivamente y no hace referencia a Estados Unidos, algo muy criticado por las oenegés.

La resolución se limita a pedir a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet, "preparar un informe sobre el racismo sistemático, las violaciones del derecho internacional en materia de derechos humanos y los malos tratos contra los africanos y las personas de origen africano por las fuerzas de seguridad".

El informe debería, en particular, referirse a "los eventos que provocaron la muerte de George Floyd y de otros africanos y personas de origen africano, con el objetivo de contribuir a establecer las responsabilidades y hacer justicia a las víctimas", según la resolución.