venezuela-turquia.jpg
En Venezuela se consiguen productos de cuidado personal de marcas turcas como Elsa, Maryna, Farissa, Clonex y Aqua Vera (Andreina Itriago - Agencia Anadolu)
5 Dic 2017 02:27 AM

Productos turcos llenan los anaqueles vacíos de Venezuela

En el último año, más de la mitad de las exportaciones de Turquía a Venezuela han sido de trigo y sus derivados, insumos que Venezuela no produce, por lo que se ve obligada a importarlos.
La
Fm

En una Venezuela en la que reina la escasez, los productos alimenticios y de higiene personal provenientes de países lejanos, como Turquía, han llenado los anaqueles de los establecimientos comerciales. La iniciativa ha sido impulsada, principalmente, por empresarios privados.

Los productos turcos no son algo nuevo, pero sí son más evidentes ahora. De hecho, en los últimos años ha habido dos “olas de importaciones” de productos turcos a Venezuela, según explicó a la Agencia Anadolu el asistente de la Oficina de Comercio de la Embajada de Turquía en Venezuela, Pedro Rosas.

La primera ola comenzó hace unos tres años con productos de higiene personal, principalmente jabones y toallas húmedas. La segunda comenzó hace menos de un año con alimentos, principalmente harina de trigo y pasta.

En cuanto a productos turcos se refiere, la empresa venezolana Ipeca fue la precursora hace una década, cuando comenzó a importar la marca ‘Fresh and Soft’, principalmente sus toallas húmedas.

Europerfumes de Venezuela introdujo al país la marca Farmasi unos siete años después, con productos de cuidado personal y, más recientemente, de belleza.

En el área de la cosmética, precisamente hace un año abrió sus puertas la marca Note Cosmetics, nacida en Estambul en 2013. Sus productos se pueden encontrar en tiendas ubicadas en tres emblemáticos centros comerciales del país, pertenecientes al grupo Sambil.

Este año, sin embargo, con una escasez de alimentos que ha alcanzado picos de 80%, el foco ha estado puesto en los productos alimenticios.

El pasado 26 de abril se celebró en el Hotel Marriott, ubicado en Caracas, el primer encuentro empresarial bilateral con la Asamblea Exportadora de Turquía (TIM, por sus siglas en inglés). De las 20 empresas que acudieron al país suramericano para evaluar posibilidades en el mercado, las que ofrecían trigo y sus derivados fueron las más populares.

Las categorías que incluían pasta y harina de trigo representaron el 55% de las exportaciones de Turquía a Venezuela durante 2017 hasta el mes de agosto por unos USD 12,65 millones, según cifras suministradas a Anadolu por la Embajada de Turquía en Venezuela.

“El trigo es uno de los productos que más ha escaseado en Venezuela”, le dijo a Anadolu el presidente de la Comisión Especial Agroalimentaria de la Asamblea Nacional, el diputado Carlos Paparoni, mientras mostraba un gráfico que evidencia que el inventario de harina de trigo en los anaqueles venezolanos disminuyó 59,5% entre octubre de 2016 y octubre de 2017.

El trigo ha sido el producto que, en el último año, ha tenido el descenso más importante, seguido de la salsa de tomate (51,1%), los aceites (47,1%) y el atún (43,7%), de acuerdo con los datos suministrados por el Parlamentario.

Paparoni explicó que Venezuela, por sus condiciones climáticas, no produce trigo, por lo que se ve obligada a importarlo. Antes lo importaba de los Estados Unidos, pero ahora lo hace principalmente de Rusia, país con el que el Gobierno venezolano ha firmado convenios alimentarios.

Pero, según explicó el diputado, los rusos solo satisfacen entre un cuarto y la mitad del consumo mensual de harina de trigo de los venezolanos, que es de 120.000 toneladas.

Los 12 molinos de trigo que hay en el territorio nacional deberían estar moliendo las 120.000 toneladas por mes y ahora tienen que dividirse apenas 30.000. “Eso ha hecho que abran y cierren, y que el trabajo entre ellos sea intermitente”, dijo Paparoni.

“El trigo ha sido uno de los insumos que más ha escaseado, además, porque el consumo ha aumentado. Es decir, el venezolano, como ya está comiendo para llenarse y no para alimentarse, ha sustituido las proteínas por la harina de maíz: la arepa, y por el trigo: el pan”, agregó.

Caros pero necesarios

En las tiendas por departamento de Traki, se destacan los productos importados de Turquía en medio de productos alimenticios y de cuidado personal provenientes de otros países lejanos a Venezuela como China, India y Bangladés. El aceite de oliva de la marca Besler es uno de los más populares.

El tercer secretario de la Embajada de Turquía en Venezuela, Hüseyin Özen, le contó a la Agencia Anadolu que Turquía produce “en exceso” algunos frutos como la oliva y la avellana. Esta última está siendo importada de Turquía por la prestigiosa empresa de chocolates venezolanos Zisnella, según reveló Özen. Otras compañías de esta área estarían interesadas en hacer lo mismo.

En tiendas como Traki se consiguen los jugos de la marca turca Juss y los productos de cuidado personal de las también turcas Maryna, Farissa, Clonex, Elsa y Aqua Vera. Principalmente se encuentra jabón de baño en barra, crema corporal y champú.

Özen le explicó a la Agencia Anadolu que los productos turcos cumplen con los estándares de calidad que impone la Unión Europea, debido a que ese es su mercado primario. Sin embargo, aseguró que estos son más baratos que los de otros países por varios factores, entre ellos que hay una mano de obra más económica y tierras para la agricultura más extensas.

En una de las tiendas Traki ubicada en Caracas, Luis López, un venezolano que se desempeña como vigilante privado y que revisaba el área de cuidado personal, le dijo a Anadolu que en su familia se habían acostumbrado a usar los productos de la marca turca Clonex. Recomendó, especialmente, el champú para niños “por su calidad”. “A falta de los de Johnson’s, Clonex”, dijo.

Los números

La Embajada de Turquía en Venezuela no posee una cifra exacta de cuántas marcas turcas tienen presencia en el mercado venezolano. “Muchas veces nos enteramos (de que llegó alguna marca turca a Venezuela) porque la vemos en el mercado”, le confesaron Rosas y Özen a Anadolu.

Sin embargo, Rosas explica que las marcas turcas que hacen el papeleo formal en Venezuela a través de firmas internacionales de abogados, llevan a la embajada las facturas de los gastos correspondientes, así como al registro en el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI) venezolano, para que el gobierno turco se los reembolse.

Según información suministrada por la embajada, entre enero y octubre del 2017 Turquía percibió unos 32 millones de dólares por concepto de exportaciones a Venezuela, principalmente por productos derivados del trigo.

Las importaciones desde Venezuela, en el mismo periodo, alcanzaron los 100 millones de dólares. Más del 64,4% de los productos que Turquía importó de este país, hasta agosto de 2017, fueron hierro y acero.

Con información de Anadolu