policia hong kong
AFP
31 Ago 2020 09:01 PM

Policía de Hong Kong dispersa a manifestantes en aniversario de violenta represión

Hong Kong se vio sacudida el año pasado durante siete meses por protestas multitudinarias.
Agencia
AFP

La policía antidisturbios hongkonesa utilizó gas pimienta para dispersar a manifestantes, en el aniversario de un duro incidente durante las protestas prodemocracia del año pasado, en que se filmó a policías golpeando a personas en un metro. 

Decenas de activistas se concentraron ante la estación de metro Prince Edward al caer la noche, para corear consignas prodemocracia y depositar flores. Pero inmediatamente la protesta fue considerada ilegal y la policía antidisturbios cargó con gas pimienta para disolver a la multitud. 

Durante la noche fueron detenidas y registradas varias personas mientras entonaban sus lemas. 

La policía señaló que realizó 12 detenciones, entre las cuales un joven de 17 años de edad "afirmaba ser periodista". Además, nueve personas fueron arrestadas por reunión ilegal.

Lea más: Bomba del Zar: El arma nuclear rusa más poderosa de la historia

Hong Kong se vio sacudida el año pasado durante siete meses por protestas multitudinarias y a veces violentas, pidiendo más libertades democráticas y responsabilidad policial. 

Desde entonces, las manifestaciones callejeras han sido duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad, a lo que hay que añadir las medidas de barrera contra Covid-19 que prohíben las reuniones públicas.

A ello se  suma la nueva ley de seguridad que Pekín impuso a Hong Kong a finales de junio. 

Le puede interesar: Trump defiende a Kyle Rittenhouse, joven que mató a dos manifestantes en Wisconsin

El gobierno hongkonés, pro-Pekín, afirma que la nueva ley no socava las libertades, sobre todo las de expresión y reunión, previstas por el acuerdo de retrocesión de Hong Kong a China en 1997, que según éste deberían mantenerse en vigor hasta 2047.

Para Pekín y el gobierno de la excolonia británica, las protestas son parte de un complot impulsado por extranjeros para desestabilizar a China.

Las imágenes de la acción policial el 31 de agosto de 2019 agravó la rabia pública contra las fuerzas del orden e inyectó mayor vigor al movimiento de protesta. Aún se forman pequeñas concentraciones al cumplirse el aniversario de fechas claves de este movimiento de protesta.