Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.
AFP
4 Sep 2019 08:54 AM

Polémicas declaraciones de Bolsonaro en defensa de Pinochet

Michelle Bachelet había denunciado un marcado aumento de la violencia policial y ejecuciones extrajudiciales en Brasil.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lanzó este miércoles una durísima crítica a la alta comisionada para los derechos humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, a quien acusó de defender a "vagabundos" y la atacó incluso por el lado personal.

"Señora Michelle Bachelet: Si no fuera por el personal de Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba", dijo Bolsonaro en respuesta a declaraciones de la expresidenta chilena, quien criticó la violencia policial y la situación de los derechos humanos en Brasil.

"Nos acusa de que no estamos castigando a los policías que matan gente en Brasil", pero "está defendiendo los derechos humanos de los vagabundos", afirmó el líder de la ultraderecha brasileña en declaraciones ofrecidas a periodistas a las puertas del Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la Presidencia. 

Lea aquí: Mano dura ante rearme de 'Santrich' y de 'Márquez' no es la respuesta: Bachelet

Michelle Bachelet había dicho horas antes que el diálogo es la única solución a las diversas crisis que sacuden Latinoamérica y que se reflejan en la violencia en Brasil y México, la amenaza al proceso de paz en Colombia o la situación en Venezuela. 

Respecto a Brasil, la Alta Comisionada señaló que "entre enero y junio de 2019, sólo en Río de Janeiro y Sao Paulo, se nos ha informado de 1.291 personas asesinadas por la policía, un aumento del 12 al 17 % comparado con el mismo periodo del año pasado", detalló Bachelet, quien detalló que esta violencia se ha centrando en afrodescendientes y habitantes de favelas.

Agregó que esto ha ocurrido en medio de "un marcado aumento de la violencia policial" y de "discursos que legitiman las ejecuciones extrajudiciales y la ausencia de rendición de cuentas", dando la impresión de que "los agentes policiales están sobre la ley y que pueden matar sin preocuparse".

Asimismo, la alta comisionada denunció que se van reduciendo los espacios para que los defensores de los derechos humanos trabajen y esto no sólo en Brasil -el quinto país del mundo donde más activistas han sido asesinados-, sino también en lugares como Colombia y México.

Le puede interesar: Maduro declara alerta naranja en frontera con Colombia

Sobre este último país, Bachelet defendió la necesidad de un diálogo entre las autoridades y la sociedad civil para afrontar problemáticas como el miedo en el que viven activistas y periodistas -con 13 y 11 asesinatos, respectivamente, en lo que va de este año-, los feminicidios y las desapariciones forzadas.