AraSanJuanRefBusquedaAFP.jpg
AFP.
23 Nov 2017 03:03 AM

Para encontrar el submarino Ara San Juan, once países refuerzan operativos

Familiares guardan la esperanza de encontrar con vida a sus seres queridos.
La
Fm

Las Fuerzas Armadas de Argentina y de otros países como Colombia, España y Alemania continúan en la búsqueda del submarino Ara San Juan que desapareció en el océano Atlántico Sur, cuando se dirigía hacia la región de Mar del Plata el pasado 15 de noviembre.

Tobías Moreno, periodista argentino, indicó que mientras continúan los trabajos que permitan ubicar la nave, también se analiza por parte de las Fuerzas Armadas un ruido que se habría producido después de su desaparición.

"La última información de las Fuerzas Armadas apuntaba a que se recibió una comunicación de una anomalía hidroacústica (...) la última comunicación que tuvo el submarino con su base fue el miércoles 15 de noviembre a las 7:30 a.m. y luego no se tuvo más contacto".

El comunicador destacó la participación de varias naciones en la búsqueda del submarino, entre ellas Reino Unido, 35 años después de la guerra de 'Las Malvinas', con el objetivo de unir esfuerzos que les permitan ubicar la nave.

"Lo cierto es que la Argentina y todo el mundo se encuentra conmocionado con esta situación y la idea es no perder la esperanza para que se pueda encontrar a estas personas", señaló.

A propósito del ruido del que están hablando las Fuerzas Militares el día de la desaparición del submarino, el periodista explicó que dicha anomalía hidroacústica se trata de "un ruido detectado que se transmite a través de agua que no es normal y es lo que se intenta determinar".

Frente al tema de los 44 tripulantes entre los que se encuentra una mujer, Tobías Moreno manifestó que sus familiares guardan la esperanza de encontrar con vida a sus seres queridos, mientras relató que muchos de ellos están escribiendo cartas para documentar esta situación.

"Entre estas personas se encuentra la teniente de navío Eliana María Krawczyk, la única mujer argentina con preparación y experiencia en estos temas. Ella tiene 35 años y es una de las tripulantes", expresó.

"Hay otras historias muy particulares con cada uno de ellos, pero hay familiares que van al mar y piden que les regrese a sus seres queridos. Otra mujer esposa de uno de los tripulantes le escribe notas de WhatsApp, contándole que su pequeño hijo ya dice papá", concluyó.