Las palomas mensajeras son una práctica ancestral en Alemania.
Las palomas mensajeras son una práctica ancestral en Alemania.
AFP
13 Nov 2018 11:40 AM

Palomas mensajeras serían declaradas patrimonio cultural y animalistas se indignan

La Unesco dará a conocer su decisión sobre esta práctica el próximo 7 de diciembre. 
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

La Unesco –Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura– se apresta a tomar una de sus más polémicas decisiones de los últimos años: declarar o no las palomas mensajeras como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.  

El 7 de diciembre que viene la organización anunciará qué decidió sobre si incluye o no la cría de palomas mensajeras en la lista de los aportes alemanes. El Estado federado de Renania del Norte-Westfalia presentó esa práctica dentro de las nominaciones al hacer parte de sus tradiciones. 

Le puede interesar: Cambio climático podría amenazar la fertilidad

De acuerdo al reporte de DW, el estado destacó en su presentación que la cría de las palomas mensajeras se desarrolló y se ha conservado en la región del Ruhr como en ningún otro rincón del territorio germano.  

Aun así, hay una serie de registros que advierten que los griegos y los árabes usaban de tiempo atrás las aves para comunicarse. Además, las palomas por estas culturas eran cruzadas con el propósito de obtener especímenes ideales para esa función. 

“Si la Unesco llama a proteger la cultura en torno a las palomas mensajeras nos daría un espaldarazo a los criadores”, sostuvo Peter Welter, un septuagenario criador de palomas que está radicado en las afueras de Bonn. 

Lea también: Panorama aterrador; los datos sobre el consumo de plástico en Colombia

Las palomas
Colpensa
En la región de Bruselas hay unas 4.000 parejas de palomas.

Welter admitió que descubrió su fascinación por estas aves hace más de medio siglo, cuando apenas tenía seis años y vio a uno de sus tíos mientras entrenaba las palomas para que volaran y regresaran llevando notas. Por eso se dedicó a esa misma tarea cuando apenas cumplía los 15 años

Pese a la defensa de los criadores y adiestradores de palomas mensajeras, hay una serie de animalistas que reclaman a la Unesco respeto y piden no considerar esta práctica como patrminio cultural. Rosemarie Dolatshahi  y Martina Schneider han considerado una vergonzosa violación de los derechos animales. 

“Cada semana llegan más palomas mensajeras a nuestras manos porque no logran cubrir las largas distancias que se les hace volar. Estas aves son explotadas hasta que no dan más y a sus criadores ya no les interesa recuperarlas”, sostuvo Dolatshahi en entrevista con DW, al explicar además que montó un tinglado de cien metros cuadrados en Dottendorf, un barrio de Bonn, para acoger y cuidar las palomas mensajeras. 

“Algunos criadores de palomas mensajeras violan la ley vigente para la protección de animales y yo temo que la declaración de esa actividad como patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad pueda popularizarla”, señala Schneider. 

En deportes: Vuelve y juega... ¡Cardona otra vez es noticia en Argentina!

Al conocer de las rotundas diferencias que existen con las animalistas, Welter defendió que no cree que ese oficio su vaya a propagar por el simple reconocimiento de la Unesco. “La juventud no tiene interés alguno en este deporte. En cuestión de diez años, en Bonn no habrá nadie que lo practique”, insistió.  

Hoy en día, la federación alemana que aglutina a los criadores de palomas mensajeras tiene inscritos 64.000 socios, algo que en los últimos años ha ido decreciendo.

Fuente
Sistema Integrado Digital