Tiffany Wedekind
Tiffany Wedekind
Captura de video
23 Oct 2020 01:10 PM

Mujer envejece ocho veces más rápido por enfermedad genética

Según estadísticas, actualmente en el mundo solo hay 179 personas con esta condición.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@Yur_cald

Tiffany Wedekind, de Ohio, Estados Unidos, es una de las pocas personas que ha logrado sobrevivir por más años a una enfermedad genética que ocasiona que su envejecimiento sea más rápido en comparación con otras personas.  

En una entrevista a un medio local, la mujer que hoy tiene 43 años de edad, contó que cuando tenía 20 años su cabello y dientes comenzaron a caerse, pero se enteró que sufría del trastorno genético progresivo conocido como progeria, cuando su hermano se sometió a unas pruebas médicas.

“A medida que iba creciendo en edad me di cuenta que mi desarrolló era distinto al de las demás niñas, pues mido menos de 1.50 cm y además, mi cabello y dientes se comenzaron a caer cuando llegué a la adultez”, detalló la mujer. “Mi hermano Chad pensaba en tener una familia, por lo que se sometió a un examen genético para descartar cualquier enfermedad hereditaria. Es así como nos enteramos que él y yo teníamos progeria”.  

La progeria es una enfermedad genética poco común causada por un gen defectuoso del lado de la madre que ocasiona el envejecimiento prematuro de los niños. Según estadísticas, actualmente en el mundo solo hay 179 personas con esta condición, que suele ser diagnosticada antes de los dos años y que por lo general solo viven hasta la adolescencia.  

Tiffany ha superado su esperanza de vida por mucho y, si bien es la persona de mayor edad que vive con progeria, también es la superviviente de mayor edad en la historia. Pero, lamentablemente, la condición se cobró la vida de Chad en 2012, cuando solo tenía 39 años.  

“Envejezco mucho más rápido que todos los demás y, para ser honesta, no estoy segura de por qué he vivido tanto tiempo y he sobrevivido a otras personas con progeria", expresó Wedekind.

Tiffany no solo ha superado las expectativas de los médicos, sino que tampoco parece sufrir los problemas cardiovasculares o esqueléticos que suelen desarrollar las personas con esta condición, pero si presenta otras características de la enfermedad como la clásica cara estrecha, la mandíbula inferior más pequeña, la nariz puntiaguda y una voz aguda.  

Fuente
Sistema Integrado Digital