Natalia y su familia adoptiva
Natalia y su familia adoptiva
Fotos: Facebook Kristine Barnett
25 Sep 2019 10:36 AM

Mujer de 20 años se hizo pasar por niña e intentó asesinar a su familia adoptiva

Los padres adoptivos están siendo acusados de abandono infantil tras huir por miedo.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@Yur_cald

Como si se tratara de una película de terror, así ha sido la vida de una familia norteamericana en los últimos nueve años, pues por mucho tiempo estuvieron viviendo bajo el mismo techo con ‘el enemigo’.  

Todo comenzó en el año 2010, cuando Kristine Barnett, le manifestó a su esposo que quería tener un cuarto hijo, sin embargo, tras intentarlo por varios meses los médicos le dieron la mala noticias de que por motivos de salud ya no podría embarazarse. Esta desgarradora noticia llevó a la familia Barnett a considerar otras opciones para lograr su cometido, así que decidieron adoptar.  

Lea también: La razón por la que miembros de una familia se casaron y divorciaron entre ellos 23 veces

Natalia
Foto: Facebook Kristine Barnett
Natalia

Los esposos se pusieron en contacto con una agencia de adopción en Florida y viajaron hasta allá desde Indiana para formalizar la solicitud. Al llegar allí los encargados les hablaron de una pequeña de seis años que había nacido en Ucrania y que tenía dos años en Estados Unidos. Se llamaba Natalia y padecía de enanismo.  

Los Barnett se enamoraron de la niña y aceptaron integrarla a la familia. A los meses la pequeña fue llevada a su nuevo hogar. En ese momento comenzó la pesadilla para estas personas. 

Según contó Kristine en una entrevista para televisión, apenas Natalia llegó a su casa comenzó a notar cosas muy extrañas en ella. “Le estaba dando un baño y me di cuenta de que tenía vello púbico. Me quedé en shock. Me habían dicho que tenía seis años y era muy evidente que no tenía esa edad”, relató la mujer.  

Al evidenciar que además del pronunciado desarrollo de sus partes íntimas, así como su vocabulario, sus expresiones, y su comportamiento, motivó a los esposos a llevar a la niña al médico. Tras someterla a varios análisis, los especialistas concluyeron que Natalia en realidad era una adolescente.  

Después de conocer tales resultados, comenzaron a ocurrir situaciones muy espeluznantes en la casa de dicha familia. Según Kristine, la ucraniana intentó asesinarlos envenenándolos. “Ella pintó dibujos en los que decía que quería matar a los miembros de la familia, envolverlos en una sábana y ponerlos en el jardín trasero”.  

Lea también: Paola Turbay presume sus 25 años de matrimonio en redes sociales

La afligida mujer continuó: “Se quedaba de pie junto a nosotros en medio de la noche. No se podía dormir. Tuvimos que esconder todos los objetos punzantes. La vi poner químicos, lejía o algo así en mi café y le pregunté, ‘¿Qué estás haciendo?’ Me dijo: ‘Estoy intentando envenenarte’”. 

 

Natalia y sus padrea adoptivos
Foto: Facebook Kristine Barnett
Natalia y sus padrea adoptivos

Así vivieron un par de años, hasta que, en 2012, dominada por el miedo, la mujer llevó a Natalia a un centro psiquiátrico, y allí una de las terapeutas le aseguró que su hija adoptiva le había confesado que no tenía 9 años, sino 18. Pero, además, la paciente habría reconocido en consulta que había intentado asesinar a su familia, y que no sentía ningún remordimiento porque le parecía divertido. 

Tras obtener estos resultados, en 2013 el matrimonio decidió huir con sus tres hijos a Canadá y dejar en su casa a Natalia.  Seis años después, la pareja fue arrestada al ser acusados de abandono de un menor de edad. Sin embargo, Kristine se defendió argumentando que ‘la niña’ en realidad es una sociópata estafadora de 22 años, que aprovechándose de su enanismo a engañado a muchas personas.  

“Los medios de comunicación me están tachando de abusadora infantil pero no hay ningún niño aquí. Natalia era una mujer. Tenía la regla. Dientes de adulto. Nunca creció ni una pulgada, algo que puede ocurrir incluso con niños con enanismo. Todos los doctores confirmaron que padecía enfermedades psicológicas graves que sólo se diagnostican en adultos", explicó. 

Tanto Kristine como su esposo fueron puestos en libertad al cancelar una fianza de 5 mil dólares, y en los próximos días deberán presentarse en la primera audiencia en la Corte Superior.  

Fuente
Sistema Integrado Digital