El presidente de Argentina, Mauricio Macri
El presidente de Argentina, Mauricio Macri.
AFP
31 Mayo 2018 07:55 AM

Macri veta ley de la oposición contra aumentos en servicio públicos

El presidente de Argentina dijo que no es facultad del Congreso fijar tarifas.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, vetó este jueves, como le ampara la Constitución, la ley aprobada esta madrugada por el Senado con la que la oposición quiere retrotraer a finales del año pasado las tarifas en la luz, el gas y el agua y enfrentar los fuertes aumentos dictados por el Gobierno.

"Fue vetada porque, como hemos argumentado desde el principio, es una ley que no respeta el mandato constitucional del Parlamento, como lo han dicho muchos gobernadores incluso de la oposición, que no es facultad del Congreso fijar tarifas", expresó esta mañana a la prensa en Buenos Aires el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Según el portavoz del Ejecutivo, el proyecto legislativo, impulsado por el peronismo, "es una ley irresponsable" por el costo que tendría para el Estado, ya que equivale "a toda la obra pública del interior del país, a todo el sistema universitario de argentina" o "a todo el presupuesto de seguridad y defensa". 

La ley 

El Senado argentino aprobó un proyecto opositor que ya había sido autorizado por la Cámara de Diputados y que busca frenar los fuertes aumentos en las tarifas de la electricidad, el gas y el agua impulsados por el Gobierno de Mauricio Macri desde su llegada al poder en diciembre de 2015.

La iniciativa, que el Ejecutivo de Macri prevé vetar -como lo ampara la Constitución- por el millonario costo fiscal que supondrá, fue aprobada esta madrugada, tras 12 horas de debate, con 37 votos a favor y 30 en contra, y retrotrae a noviembre de 2017 las tarifas, para desde esa fecha subordinar los incrementos a la evolución de los salarios.

La oposición peronista presentó este proyecto con la vista puesta en aliviar el costo en los bolsillos de la población, que sufre una todavía alta inflación en un contexto económico que se ha agravado por la fuerte depreciación del peso del último mes, lo que llevó al Gobierno a pedir un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI).
 

Fuente
EFE - Buenos Aires