Israel
AFP
5 Ago 2021 06:46 AM

Israel reivindica los primeros ataques aéreos en años en Líbano

Esos intercambios de disparos en la frontera líbano-israelí coinciden con un recrudecimiento de las tensiones entre el Estado hebreo e Irán.
Agencia
AFP

La fuerza aérea israelí reivindicó este jueves sus primeros ataques aéreos en años en Líbano, afirmando haber apuntado contra lugares de lanzamiento de cohetes tras disparos desde el sur de su país vecino hacia el norte de Israel.

"Aviones de combate del ejército tomaron como blanco a lugares de lanzamiento e infraestructuras desde donde se dispararon cohetes en Líbano con el objetivo de aterrorizar", escribió el ejército israelí en un breve comunicado en el que no menciona a Hezbolá, movimiento armado libanés muy influyente en el sur de su vecino.

La aviación israelí bombardea de manera regular presuntas posiciones del movimiento islamista palestino Hamás en la Franja de Gaza y también lleva adelante operaciones en la vecina Siria, donde ataca objetivos de elementos proiraníes.

Pero sus últimos ataques aéreos conocidos en Líbano se remontaban a 2014, confirmó a la AFP el ejército israelí, y se produjeron a raíz de un intercambio de disparos en la frontera.

La agencia oficial de Líbano también informó de los ataques pero no dio mayores precisiones.

El presidente libanés Michel Aoun dijo que "el uso de Israel de su fuerza aérea para atacar aldeas libanesas es el primero de ese tipo desde 2006, y sugiere una intención de intensificar los ataques" contra el Líbano. 

Según la cadena libanesa de televisión Al-Manar, pro-Hezbolá, dos ataques aéreos israelíes tuvieron lugar alrededor de las 00H40 (21H40 GMT, miércoles) en el sector de Mahmudiya, a unos diez kilómetros de la frontera entre los dos países.

El diario libanés Al-Akhbar, pro-Hezbolá, acusó a Israel de haber cruzado "una línea roja" con estos ataques que constituyen un hecho "peligroso" y violarían los compromisos en vigor desde la guerra de 2006 entre el Estado hebreo y el movimiento chiita libanés.

Según ese mismo diario, estos ataques israelíes golpearon una zona deshabitada.

Una serie de ataques 

El miércoles, tres cohetes fueron lanzados desde el sur de Líbano hacia el norte de Israel: dos de ellos cayeron en territorio israelí y el tercero no atravesó la frontera.

No se reportaron heridos, pero cuatro personas en estado de shock fueron atendidas por Magen David Adom, el equivalente israelí de la Cruz Roja, dijo la organización.

Poco después de esos disparos, el ejército israelí efectuó tres series de ataques en dirección del Líbano.

El ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, pidió que se envíe un "fuerte mensaje" a la Finul, la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano, desplegada en el sur del país en la frontera con Israel, según su oficina.

Presente en Líbano desde 1978, la Finul vigila desde 2006 la frontera israelí en coordinación con el ejército libanés y vela por la aplicación de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada tras la guerra que enfrentó a Israel y Hezbolá.

El comandante de la misión de la ONU, el general Stefano Del Col, llamó a "las partes" a "cesar el fuego y ejercer la máxima moderación para evitar una escalada, especialmente en este solemne día de aniversario", dijo la Finul en un comunicado el miércoles, día del primer aniversario de la explosión en el puerto de Beirut. 

El 4 de agosto de 2020, la explosión de cientos de toneladas de nitrato de amonio dejó 214 muertos, más de 6.500 heridos y devastó varios barrios de la capital de Líbano, país sumido en la peor crisis socioeconómica de su historia. 

Esos intercambios de disparos en la frontera líbano-israelí coinciden con un recrudecimiento de las tensiones entre el Estado hebreo e Irán, a raíz de un ataque mortal contra el petrolero "Mercer Street", un barco gestionado por la compañía de un multimillonario israelí, en el mar Arábigo.

El ataque, que no ha sido reivindicado, dejó dos muertos: un británico empleado por la empresa de seguridad Ambrey, y un tripulante rumano, según el armador Zodiac Maritime, propiedad del israelí Eyal Ofer.

Israel, apoyado por Estados Unidos y Reino Unido, acusó rápidamente a Irán de estar vinculado en la maniobra, lo que niega Teherán, cuyo nuevo presidente, el ultraconservador Ebrahim Raïssi, fue investido esta semana.

Aún así, el primer ministro israelí Naftalí Bennett aseguró tener "pruebas" del papel de Irán en este asunto y prometió una respuesta israelí. "Sabemos cómo enviar un mensaje a Irán a nuestra manera", advirtió a principios de esta semana. 

Fuente
AFP