000_RN57F.jpg
AFP.
18 Ago 2017 10:41 AM

Identificados cadáveres de tres marroquíes, presuntos autores de atentados en España

Así lo reveló la policía de Barcelona.
La
Fm

La policía identificó formalmente los cadáveres de tres marroquíes miembros de la célula que cometió los atentados de Barcelona y Cambrils, en el noreste de España, que mataron a 14 personas e hirieron más de 120, anunció este viernes la policía regional de Cataluña.

Se trata de Moussa Oukabir, Saïd Aallaa y Mohamed Hychami, de 17, 18 y 24 años de edad, todos habitantes de una localidad del norte de la región, Ripoll, según la policía.

Un cuarto sospechoso, Younès Abouyaaqoub, de 22 años, está en búsqueda.

Los cuerpos policiales aceleraron la investigación en torno al doble atentado con atropellos masivos cometidos en Las Ramblas de Barcelona y el paseo marítimo de Cambrils, que causaron 14 muertos y unos 120 heridos.

El comisario jefe del cuerpo Josep Lluís Trapero señaló en una entrevista en la televisión regional TV3 que de las 12 personas de las que sospechaban, cinco fueron abatidas en Cambrils y cuatro están detenidas.

Las otras tres personas están identificadas pero no detenidas. La policía sospecha que dos de ellas podrían haber muerto en el incendio de una casa en Alcanar, 200 km al sur de Barcelona, donde presumiblemente el grupo preparaba artefactos explosivos.

En ese domicilio, "hay restos de dos personas diferentes, estamos trabajando para probar que son dos de estas tres personas que están también identificadas. Y nos quedaría un tercero", dijo Trapero.

El comisario aseguró también que los agentes todavía no han identificado al conductor de la furgoneta blanca que sembró el pánico al arrollar a alta velocidad a decenas de personas en las transitadas Ramblas de Barcelona, donde murieron 13 personas.

La masacre, reivindicada por la organización yihadista Estado Islámico (EI), podría haber sido peor, reconoció la policía.

"La tesis que estamos barajando" es que "se estaban preparando ya desde hace algún tiempo alrededor de este domicilio de Alcanar", había dicho Trapero en una comparecencia.

El estallido en la casa, de donde se sacaron varias decenas de bombonas de gas, evitó "atentados de mayor alcance", añadió.

Los cuatro detenidos, uno en Alcanar y el resto en Ripoll, son tres marroquíes de entre 21 y 34 años de edad, todos ellos sin antecedentes relacionados con el terrorismo.

Con información de AFP.