Imagen de referencia.
Pastor predijo que resucitaría a los tres días de su muerte y los fieles se quedaron esperando en Brasil.
Archivo.
12 Mayo 2022 09:52 AM

Hombre que convivió 21 años con su esposa muerta, decidió darle el último adiós

Antes de que sacarán el cuerpo. El anciano dedicó unas tiernas palabras a su compañera sentimental como despedida.
Óscar Barrero
Óscar
Barrero
@unbarreromas

Una de las cosas más difíciles para el ser humano, es el asimilar la muerte de algún ser querido muy cercano, ya que el apego se convierte en un causal muy doloroso al momento de dar el último adiós. 

Por eso, esto puede generar tanto impacto que algunas personas tienden a tomar algunas medidas desesperadas, para sentirse cerca a esa persona. Como lo que hizo un sujeto tailandés que vivió 21 años junto con su esposa fallecida, que en el año 2001 murió por causas naturales.  

Lea también: Finlandia busca unirse a la OTAN y Moscú reacciona con amenazas

Ante esto, el sujeto decidió embalsamarla y afrontar el duelo conviviendo con el cadáver. Pero ahora que el sujeto ya cumplió 72 años, y ha presenciado como con el pasar del tiempo su estado de salud, y por eso ha tomado la decisión, como una muestra de amor, acudió a la fundación Phet Kasem para que se hicieran cargo la incineración de quien era su pareja sentimental, ya que siente el temor de morir y que nadie se haga cargo de ella. 

El hombre que fue identificado como Charn Janwatchakal, se hizo viral a través de Facebook, luego de que portavoces de la fundación informaran que cuando hicieron la visita a este sujeto por primera vez, pudieron notar que el cuerpo reposaba al interior de un féretro. Y, además, señaló que lo que hizo era totalmente legal, ya que al momento de que su esposa falleció, él había declarado su muerte.

Lea también: El video del pasajero sin experiencia que aterrizó un avión porque el piloto se desmayó

No obstante, los voluntarios de la fundación llevaron a cabo una ceremonia budista en un templo ubicado en el noreste de la capital de Tailandia, donde momentos después procedieron a entregarle las cenizas al anciano, que momentos antes de que sacarán el cuerpo embalsamado de su esposa, le dedico unas tiernas palabras, manifestándoles que “mi amor por ti no ha cambiado. Por eso, aún te hecho cada vez de menos”.