Alan García, expresidente de Perú, llegando a la Fiscalía en Lima, el 15 de noviembre de 2018
Alan García, expresidente de Perú, llegando a la Fiscalía en Lima, el 15 de noviembre de 2018
AFP
18 Dic 2018 10:43 AM

Expresidente de Perú Alan García buscó asilo político en Colombia

Según conoció LA FM, desde Bogotá no lo consideraron conveniente dadas las investigaciones por Odebrecht.

LA FM conoció que el expresidente de Perú Alan García buscó asilo político en Colombia antes de acudir a Uruguay. De acuerdo con la información conocida, desde Bogotá le recomendaron ir a otro país teniendo en cuenta que sus investigaciones corresponden a Odebrecht, el mismo caso que también es objeto de pesquisas en territorio nacional. 

“Como esta solicitud de asilo previa está metida en el marco de la investigación de Odebrechet, el gobierno colombiano prefirió no meterse en ese caso político porque estas investigaciones tienen ramificaciones internas en Colombia, ya que incluso podrían llegar a la presidencia de la República, pues se habría financiado campañas de gobiernos anteriores. Por este motivo, se determinó no aceptar la solicitud para no enviar señales equivocadas sobre la independencia, protección a gente involucrada en este caso. Es como que no ha querido meter leña al fuego”, indicó Luis Carlos Vélez, director del noticiero de LA FM.

Justamente el expresidente peruano Alan García (1985-1990, 2006-2011) ratificó este martes, durante un interrogatorio con la Fiscalía en Lima, su denuncia según la cual el gobierno del actual mandatario, Martín Vizcarra, interceptó sus comunicaciones luego de salir de la Embajada de Uruguay, donde solicitó asilo sin éxito.

García dijo a los periodistas que se ratificó como agraviado y agregó que "en cualquier país del mundo, el responsable es el Gobierno, es el que maneja a la Policía".

El exgobernante, investigado actualmente por los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para adjudicarse la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, recordó que uno de sus allegados habló con el ministro del Interior, Carlos Morán, cuando salió de la embajada de Uruguay.

"Al salir de la embajada, yendo a la casa de mi hija, nos avisaron que había una dotación de decenas de guardias de asalto con escudos en la casa, y entonces pedimos, a través de una persona intermediaria, que se consultara cuál es el propósito de esta dotación", indicó García.

Según relató, el ministro respondió que era para resguardarlo en su casa, pero García consideró que tenían la intención de ocultar la presencia de un vehículo con equipos destinados al espionaje o la interceptación de sus comunicaciones. "Hay hechos que tienen filmados (los periodistas), la sustracción de la mochila negra (con los equipos de interceptación) y el uso de policías con escudos para impedir que esa mochila se quedara ahí hasta que llegue el fiscal", expresó García.

Lea también: Alan García se pondrá a disposición de las autoridades en Perú

Los partidarios de García reunidos en los alrededores de su casa denunciaron, a inicios de este mes, la presencia de una camioneta de la Policía Nacional, con letrero de prensa, desde donde presuntamente se interceptaron sus comunicaciones. "En ningún momento se pidió al ministro del Interior ampliar la protección, y menos por un vehículo enmascarado, y eso se va a demostrar en el curso de la investigación", añadió el líder del partido Aprista.

García, que se había declarado perseguido político ante el gobierno de Uruguay para pedir el asilo, se dirigió al actual mandatario peruano para decirle que gobierne y deje de causar enfrentamientos. "Señor Vizcarra, ya pasó el referéndum, ya pasó el circo, ahora gobierne, gobierne para reducir la anemia infantil, para mejorar la seguridad de todos los peruanos, para reconstruir el norte y dejémonos de continuar haciendo este tipo de batallas, que no sirven para la vida diaria de las personas", manifestó el expresidente.

El Gobierno ha respondido a García que el operativo tenía la intención de resguardar su seguridad, en medio de protestas ciudadanas por su pedido de asilo a Uruguay, y negó que haya realizado una interceptación de sus comunicaciones. Sobre las investigaciones en curso respecto a los sobornos recibidos por exfuncionarios de su segundo Gobierno, García dijo que no tiene "nada de qué reprocharme, nada que me pueda involucrar en ese caso" y también negó tener relación con las personas que recibieron supuestamente dinero de la constructora.