Raina Isabel y Príncipe Carlos
Raina Isabel y Príncipe Carlos
AFP
9 Jul 2019 07:35 AM

¿El príncipe Carlos asumirá el Trono Real más pronto de lo que se creía?

La reina Isabel es la monarca más antigua con 66 años de servicio.
Yurby Calderón
Yurby
Calderón
@yurby_cr

Hasta hace poco se creía que el príncipe Carlos obtendrían su título como rey hasta que su madre, la reina Isabell II, muriera, sin embargo, un experto de la realeza inglesa aseguró durante una entrevista que en el Palacio de Buckingham se corre el rumor de que el padre de Harry y William podría llegar al trono antes de lo previsto.  

Phil Dampier, autor de varios libros sobre la familia Real, explicó que Isabel estaría pensado en invocar la Ley de Regencia de 1937 en dos años, es decir, la monarca puede ceder a su heredero el poder en caso de sentirse incapacitada o enferma. Pero también dicha ley puede ser aplicada para que Carlos desempeñe ciertas funciones reales en nombre de la reina.  

Vea también: ¿Por qué la reina Isabel no estuvo presente en el bautizo de Archie?

De ser así, Isabel II, quien tiene 93 años de edad, conservaría su título real, pero Carlos de 70 años, se haría cargo de la mayoría de sus deberes, y su esposo, el príncipe Felipe, de 98 años, se convertiría en el Guardián de la Reina. 

El príncipe Carlos ha ido sustituyendo gradualmente a su madre en distintos eventos y viajes, por lo que dicho rumor podría ser cierto, sin embargo, otros expertos de la realeza aseguran que esto es falso, ya que la reina juró gobernar hasta el día de su muerte.  

Lea también: El príncipe Harry honró la memoria de su madre apoyando a desfavorecidos

Isabel es la monarca más antigua y con más años de servicio tras su coronación en 1953. En 2017, su esposo se retiró oficialmente de sus funciones públicas a la edad de 96 años. 

La última vez que se invocó la Ley de Regencia fue en 1810, durante el reinado de Jorge III, después de que el monarca se sintiera incapacitada para ejercer sus funciones. Su hijo mayor asumió el título de Príncipe Regente durante 10 años, hasta la muerte de su padre, convirtiéndose así en Jorge IV. 

Los monarcas ancianos de España y los Países Bajos han entregado sus coronas a sus hijos en los últimos años.