Presidente Iván Duque
Presidente Iván Duque.
Cortesía: Presidencia
2 Abr 2019 08:12 AM

Colombia advierte del peligro de un despliegue militar ruso en apoyo a Maduro

La Cancillería colombiana emitió un comunicado. El presidente Duque pidió confirmar supuesta misiva.

El presidente de la República, Iván Duque, pidió a la Cancillería que verifique la autenticidad de una carta que se conoció de la embajada de Rusia en Colombia, la cual advierte que cualquier intervención en Venezuela, será interpretada como una amenaza a la paz y a la seguridad internacional.

Duque, en medio de una declaración en la Casa de Nariño, manifestó que fue notificada de la existencia de ese documento pero aclaró que aún no puede determinar si realmente salió del gobierno de Moscú.

Vea también (Tribunal Supremo de Venezuela ordena allanar inmunidad de Guaidó)

“Acabo de ser notificado de esa comunicación, no la conozco, le he pedido a la Cancillería que verifique su veracidad y que hable con el señor embajador. Ese tipo de comunicaciones normalmente se canalizan a través de la Cancillería por lo que no puedo afirmar si es cierta”, sostuvo Duque.

La carta firmada por el embajador de Rusia en Colombia, Sergi koshkin, con fecha del 28 de marzo, llegó al despacho del presidente de la Cámara de Representantes Alejandro Chacón.

A su vez, el canciller Carlos Holmes Trujillo García, por medio de una declaración, rechazó enfáticamente la declaración del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación Rusa sobre la situación de Venezuela.

“Las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia, compartida por varios países de la región, y de sus actuaciones concretas en relación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela”, recalcó Trujillo.

Y agregó “En ese sentido, Colombia reitera que cualquier despliegue o incursión militar en apoyo al régimen de Nicolás Maduro pone en riesgo la transición democrática y la normalización constitucional en Venezuela, y constituye una amenaza a la paz, la seguridad y la estabilidad en la región”.

El pasado 30 de marzo, el jefe del Parlamento de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de medio centenar de países, afirmó que está dispuesto a invocar el artículo de la Constitución que permite a llamar a misiones internacionales en el país pero para pedir cooperación.

"Cuando nosotros hablamos por ejemplo del 187 y dijimos, claro que lo vamos a invocar, ahora, en el marco de la cooperación porque forma también es parte de lo que pueden hacer o no nuestros aliados, no nosotros", indicó Guaidó ante un grupo de seguidores en el estado Miranda, aledaño a Caracas.

Algunos sectores de la oposición han llamado en los últimos días a invocar el artículo 187.11 de la Constitución que faculta para emplear "misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país".

Le puede interesar (Colombia y Venezuela, víctimas de atentados: Predicción de una vidente)

La oposición venezolana asegura que el país atraviesa una crisis humanitaria compleja y ha pedido donaciones a la comunidad internacional para paliar esta emergencia.

El comunicado de la Cancillería colombiana

El Gobierno de Colombia rechaza enfáticamente la Declaración del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación Rusa sobre la situación de la República Bolivariana de Venezuela.

Las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia, compartida por varios países de la región, y de sus actuaciones concretas en relación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela.

Colombia ha respondido a la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela, y de la cual es responsable el régimen ilegítimo y usurpador de Nicolás Maduro, desde la legalidad, la solidaridad y la responsabilidad.

Legalidad, de conformidad con sus obligaciones como miembro de la Organización de Estados Americanos, y en cumplimiento del régimen democrático interamericano.

Responsabilidad, frente al flujo migratorio masivo procedente de Venezuela y frente a los desafíos que este supone para las capacidades nacionales.

Solidaridad, frente a la situación humanitaria y las graves privaciones y necesidades en que viven millones de venezolanos, para la atención de la cual se ha ofrecido como canal para recibir, acopiar, y preservar la asistencia humanitaria ofrecida por diversas naciones, a la espera de su entrega efectiva.

Colombia reitera que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza.

La situación de Venezuela constituye un asunto regional y hemisférico que no debe ser empleado como instrumento de ninguna competencia geopolítica.

En ese sentido, Colombia reitera que cualquier despliegue o incursión militar en apoyo al régimen de Nicolás Maduro pone en riesgo la transición democrática y la normalización constitucional en Venezuela, y constituye una amenaza a la paz, la seguridad y la estabilidad en la región.