Madeleine McCann
Madeleine McCann
Foto AFP
8 Jun 2020 08:06 PM

Caso Madeleine McCann: Autoridades revelan el rostro del nuevo sospechoso

La niña fue secuestrada en Portugal en 2007.

La semana pasada se revivió el caso de la desaparición de la niña de tres años, Madeleine McCann, en Portugal en el año 2007, cuando las autoridades alemanas afirmaron a los medios de comunicación tener un nuevo sospechoso.  

“En relación con la desaparición de la niña británica Madeleine Beth McCann, la fiscalía de Brunswick investiga a un ciudadano alemán de 43 años sospechoso de asesinato", declaró la policía federal mediante un comunicado. 

Lea aquí: Caso Madeleine Mccann: Justicia alemana busca conexión con la desaparición de otra niña

El sospecho es un delincuente sexual que ya fue condenado en varias ocasiones, en particular por haber abusado sexualmente de menores. Actualmente se encuentra cumpliendo una larga condena "por otro asunto", precisó la policía. 

A los pocos días de conocerse está reveladora noticia, los agentes decidieron que era pertinente revelar el rostro del hombre en los medios alemanes y británicos para que cualquiera que lo reconozca se presente ante las autoridades y así recabar más información de es te individuo, además, lo identificaron como Christian B. 

Christian B
Foto Policía Alemana
Christian B

Este hombre, nacido en Alemania en 1976, se mudó a Portugal en su adolescencia, y tiene una larga lista de condenas por abuso sexual contra niños, delitos de drogas y violación. 

Según investigaciones, el pedófilo cometió su primer ataque sexual contra una niña de seis años en el patio de una escuela en 1993, cuando él tenía tan solo 16 años. Por este y otros casos, la policía teme que Christian B. haya secuestrado a Madeleine para abusar de ella y luego asesinarla.  

Le puede interesar: Caso Jeffrey Epstein: EE.UU. pide que príncipe Andrés responda por sus nexos

Una persona cerca al sospechoso, reveló que en el año 2013 este le confesó que por mucho tiempo había tenido la fantasía de "capturar algo pequeño y usarlo durante días", y la persona al cuestionarle lo peligroso que sería, el hombre le habría respondido que no, "si la evidencia se destruye bien".  

A lo largo de 13 años, el caso de la pequeña Madeleine ha dado numerosos giros y ha provocado grandes decepciones. Centenares de personas han sido interrogadas, tanto por la policía portuguesa como por Scotland Yard.  

Fuente
Sistema Integrado Digital