Carles Puigdemont
Carles Puigdemont
AFP
14 Oct 2019 12:31 PM

Carles Puigdemont, expresidente catalán, con nueva orden de captura

El exmandatario catalán se encuentra en Bélgica.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Un juez español emitió una nueva orden internacional de detención contra el expresidente catalán, Carles Puigdemont, instalado en Bélgica, luego de que el Tribunal Supremo condenara a otros 12 líderes independentistas por su papel en la fallida secesión de 2017.

El Tribunal Supremo indicó en un comunicado que el magistrado Pablo Llarena, quien retiró anteriormente una orden similar contra Puigdemont (pero por el delito de rebelión que no logró hacer aplicar por otros países europeos), lanzó ahora el pedido "por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos".

Lea además: Assange, declarado culpable en Londres de violación de libertad condicional

Por esos mismos delitos fueron sentenciados este lunes su antiguo número dos el exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, y otros independentistas a penas de hasta 13 años de prisión. Principal figura del intento de secesión de octubre de 2017, Puigdemont se trasladó a Bélgica para evadir la justicia española.

La euroorden previa contra Puigdemont fue retirada en julio de 2018 por Llarena luego de que un tribunal en Alemania, donde había sido detenido el expresidente catalán, descartara extraditarlo por el grave cargo de rebelión, penado con hasta 25 años de cárcel. El tribunal alemán aceptó a enviarlo a España solo por malversación, ante lo que Llarena decidió renunciar a la orden de captura.

Ahora, una vez emitida la sentencia del Supremo que "proclama la naturaleza delictiva de los hechos objeto de acusación" contra las personas involucradas en la tentativa de secesión, Llarena "ha considerado plenamente justificada" la nueva petición de captura, indicó el comunicado.

Además: Independentistas catalanes Puigdemont y Junqueras, elegidos eurodiputados

Además, dijo actuar ante el "riesgo" de que la condena lleva a Puigdemont y otros separatistas huidos de España a refugiarse "en países que no formen parte de la Unión Europea" y que no se rijan por el mecanismo del bloque "que facilita la entrega de los presuntos delincuentes". La justicia belga rehusó en mayo de 2018 aplicar la euroorden contra tres exministros regionales catalanes, pero por vicio de forma.