Uno de cada cinco pescados que se vende en Estados Unidos está mal etiquetado.
Uno de cada cinco pescados que se vende en Estados Unidos está mal etiquetado.
Ingimage
7 Mar 2019 11:18 AM

Advierten fraude en etiquetado de pescados vendidos en EE.UU.

Hay en este tema varias especies que son comercializadas y están en peligro de extinción.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

Uno de cada cinco pescados que se vende en Estados Unidos está mal etiquetado, según un informe presentado este jueves por una ONG, que asegura que el fraude afecta a toda la cadena de suministro.

La ONG Oceana dijo que analizó el ADN de 449 pescados comprados entre marzo y agosto de 2018 en cientos de restaurantes, supermercados y pescaderías en la mitad de los estados estadounidenses y descubrió que 94 estaban mal etiquetados, lo que representa un 21 %.

Oceana analizó las especies que durante el año pasado no fueron incluidas en un programa de rastreo limitado implementado por las autoridades estadounidenses, entre ellas el salmón, el bacalao, el cangrejo azul y el mero. Un estudio previo determinó un mayor nivel de fraude, de alrededor del 30%, en el etiquetado de estas y otras especies.

Lea más: ¿Cuánto tiempo después de vencido se puede consumir un alimento?

Los ecologistas consideran que es un problema grave, porque identificar correctamente a cada pescado es clave para reconocer a los que están en peligro de extinción.

Muchos pescados presentados como fletán del Pacífico o de Alaska eran fletán del Atlántico, que está en peligro de extinción. Esa especie está, de hecho, en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Lo mismo se aplica para la lubina chilena, que en muchos casos era vendida simplemente como lubina, pese a que es una especie que sufre la pesca indiscriminada, indicó Oceana.

Según el estudio de la oenegé, cuanto más caro es el pescado, más habitual es que esté mal identificado. Más de la mitad de los pescados etiquetados como lubina, una categoría que incluye 21 especies, eran en realidad otra cosa, apuntó Oceana.

En los restaurantes y los pequeños negocios, entre ellos las pescaderías, se detectaron más casos de fraude que en los grandes supermercados, que deben cumplir con reglas más estrictas sobre cómo manejar las importaciones de pescado.

"Está claro que el fraude con el marisco continúa siendo un problema en Estados Unidos y nuestro gobierno necesita hacer más para afrontarlo de una vez por todas", dijo Beth Lowell, vicepresidenta adjunta de las campañas de Oceana en Estados Unidos.

Lea también: Alimento para perros a base de insectos, una contribución al planeta

La organización recomienda establecer como regla que todos los pescados vendidos en Estados Unidos puedan ser rastreables. Actualmente sólo 13 especies importadas cumplen con este requisito.

Además quiere que se eliminen las categorías genéricas como lubina, que incluye una gran variedad de especies con distintas reglas de conservación.

"Muchos consumidores quieren saber qué especie es, dónde fue pescado y qué tipo de equipo se utilizó para pescar, para hacer una elección sostenible", manifestó Kimberly Warner, autora del informe y científica senior en Oceana.

Fuente
AFP - Sistema Integrado Digital