Ducharse
Pexels - Foto de Sarah Chai
7 Dic 2021 01:41 PM

El porqué no debe bañarse todos los días, según Harvard

Un estudio de Harvard revela las razones por las que usted no debe tomar una ducha a diario.
evillanueva
Erika
Villanueva

Bañarse es una de las partes más importantes de la higiene personal. Algunas personas toman una o varias duchas al día para sentirse limpios. No obstante, la Universidad de Harvard ha revelado la razón por la que no se debería hacer. 

Según el doctor Robert H. Shmerling, editor de la publicación de Harvard Health, bañarse todos los días es un hábito relacionado con las normas sociales y no con los beneficios reales para la higiene de las personas. 

Por esta razón, tomar una ducha se ha convertido en la forma de combatir el mal olor, la sudoración, entre otros problemas. Además, bañarse es una forma para despertarse por la mañana y de relajar el cuerpo luego del ejercicio físico.

Harvard confirma la frecuencia para bañarse 

Aunque esta es una rutina que varia según el estilo de vida de cada persona, para Shmerling no hay un horario o frecuencia determinado para ducharse, pero "varias veces a la semana es suficiente", asegura. 

Adicionalmente, el investigador de la Universidad de Harvard aconsejó disminuir el tiempo en la ducha a menos de cinco minutos, así solo se hará énfasis en axilas e ingles. No obstante, si la persona está sucia o muy sudorosa deberá bañarse lo antes posible. 

"Sin embargo, cuando se trata de problemas de salud, no está del todo claro que una ducha diaria consiga mucho. De hecho, una ducha diaria puede incluso ser perjudicial para tu salud", escribe el médico en el artículo

Por eso, Shmerling asegura que para mantener una buena salud en la piel es necesario tener una capa delgada de grasa, además de un equilibrio de  bacterias y microorganismos, que se pierden al lavar el cuerpo con agua caliente.

Orinar en la ducha
Pixabay - Imagen de 955169
Bañarse con agua caliente puede perjudicar su salud.

Problemas de bañarse frecuentemente 

Entre los problemas más recurrentes al tomar una ducha frecuentemente se encuentran la piel seca y agrietada, daño en la memoria inmunológica y alteraciones en el equilibrio de los microorganismos en la piel.

Fuente
Sistema Integrado Digital