Kurt Cobain
Facebook Nirvana
7 Abr 2022 11:25 AM

Kurt Cobain: Esto decía la carta que escribió el vocalista de Nirvana antes de su muerte

Eran muchos los problemas que rodeaban a Kurt Cobain, y en el escrito dijo lo que siempre se calló.
Óscar Barrero
Óscar
Barrero
@unbarreromas

Uno de los hitos que más ha marcado la historia de la música, sin duda ha sido la tragedia que terminó con la vida del vocalista de Nirvana, Kurt Cobain, ya que a finales del siglo XX y con tan solo 27 años el también guitarrista había dejado una gran influencia sobre varias generaciones de músicos que lo admiraban y sintieron una profunda tristeza por lo sucedido, sobre todo al conocer las razones en una carta que dejó escrita antes de su deceso. 

El cuerpo de Kurt Cobain fue hallado al interior de su casa que estaba ubicada en Seattle (Estados Unidos), y solo fue descubierto, al momento en que un electricista en la mañana del 8 de abril de 1994, se acercó a la vivienda para hacer una instalación de sistemas de seguridad, y se pudo percatar que ahí estaba el músico, que en su pecho tenía una escopeta, y su cabeza estaba irreconocible, por lo que inmediatamente dio aviso a las autoridades. 

Lea también: FBI revela documentos sobre muerte de Kurt Cobain que generan dudas sobre su deceso

Según las investigaciones de la Policía local, pudo determinar que este suceso se dio tres días antes, el 5 de abril, y que al momento de que los forenses fueron a hacer el reconocimiento de identidad, solo fue posible a través de sus huellas, y además expresaron que en su sangre había restos de Valium y heroína.

Kurt Cobain 
Instagram Kurt Cobain 
Kurt Cobain 

No obstante, en los días anteriores a su muerte, Cobain había tomado la decisión de abandonar de manera furtiva un centro de rehabilitación en el que se encontraba internado en la ciudad de los Ángeles, California, donde no solo estaba en la lucha constante por sus adicciones, sino que además tenía que combatir con la depresión, algo que lo catapultó a tomar esta fatal decisión. 

Courtney Love, quien era su pareja sentimental, dio unas declaraciones días después de conocerse la noticia, y contó que el artista se había comunicado con ella y que tenía una tonalidad muy extraña mencionándole lo siguiente: “Me dijo: ‘Courtney, pase lo que pase, quiero que sepas que hiciste un álbum muy bueno’. “Yo dije: ‘¿Qué querés decir?’. Y él me respondió: ‘Sólo recuerda que, pase lo que pase, te amo’”, y desde ahí no volvieron a conversar.  

Lea también: El platal que pagaron por la guitarra del mítico Kurt Cobain

Algo que llamó la atención, es que a pesar de que la vida de Kurt con la banda no fue nada fácil a pesar del éxito que rondó en Estados Unidos y el mundo, las apretadas agendas hicieron que este talentoso hombre se le dificultara controlar los pasos de su mente. Y por eso, sus allegados mencionaron que la creación de Boddah, quien era su amigo imaginario, nació como consecuencia de escapar de la realidad a la que estaba sometido. Por eso, le escribió una extensa carta manifestando lo que nunca pudo decir. 

El cantante cumple 25 años de muerto.
Instagram @kurtcobain
El cantante cumple 25 años de muerto.

Carta que dejó Kurt Cobain antes de morir 

Para Boddah: 

"Hablando como el estúpido con gran experiencia que preferiría ser un charlatán infantil castrado. Esta nota debería ser muy fácil de entender. Todo lo que me enseñaron en los cursos de punk rock que he ido siguiendo a lo largo de los años, desde mi primer contacto con la, digamos, ética de la independencia y la vinculación con mi entorno ha resultado cierto. Ya hace demasiado tiempo que no me emociono ni escuchando ni creando música, ni tampoco escribiéndola, ni siquiera haciendo rock’n’roll. Me siento increíblemente culpable. Por ejemplo, cuando se apagan las luces antes del concierto y se oyen los gritos del público, a mí no me afectan tal como afectaban a Freddy Mercury, a quien parecía encantarle que el público le amase y adorase. Lo cual admiro y envidio muchísimo. De hecho, no los puedo engañar, a ninguno de ustedes. Simplemente no sería justo ni para mí. Simular que me lo estoy pasando el 100% bien sería el peor crimen que me pudiese imaginar. A veces tengo la sensación de que tendría que fichar antes de subir al escenario. Lo he intentado todo para que eso no ocurriese. (Y sigo intentándolo, créeme Señor, pero no es suficiente). 

Soy consciente de que yo, nosotros, hemos influido y gustado a mucha gente. Debo ser uno de aquellos narcisistas que sólo aprecian las cosas cuando ya han ocurrido. Soy demasiado sencillo. Necesito estar un poco anestesiado para recuperar el entusiasmo que tenía cuando era un niño. En nuestras tres últimas giras he apreciado mucho más a toda la gente que he conocido personalmente que son fans nuestros, pero a pesar de ello no puedo superar la frustración, la culpa y la hipersensibilidad hacia la gente. Sólo hay bien en mí, y pienso que simplemente amo demasiado a la gente. Tanto, que eso me hace sentir jodidamente triste. El típico Piscis triste, sensible, insatisfecho, ¡Dios mío! ¿Por qué no puedo disfrutar? ¡No lo sé! Tengo una mujer divina, llena de ambición y comprensión, y una hija que me recuerda mucho como había sido yo. 

Llena de amor y alegría, confía en todo el mundo porque para ella todo el mundo es bueno y cree que no le harán daño. Eso me asusta tanto que casi me inmoviliza. No puedo soportar la idea de que Frances se convierta en una rockera siniestra, miserable y autodestructiva como en lo que me he convertido yo. Lo tengo todo, todo. Y lo aprecio, pero desde los siete años odio a la gente en general…Sólo porque parece que a la gente le resulta fácil relacionarse y ser comprensiva. ¡Comprensiva! Sólo porque amo y me compadezco demasiado de la gente. Gracias a todos desde lo más profundo de mi estómago nauseabundo por sus cartas y su interés durante los últimos años. Soy una criatura voluble y lunática. Se me ha acabado la pasión, y recuerden que es mejor quemarse que apagarse lentamente. Paz, amor y comprensión. Kurt Cobain. 

Frances y Courtney, estaré en su altar. 

Por favor, Courtney, sigue adelante por Frances, por su vida que será mucho más feliz sin mí. Los quiero. ¡Los quiero! 

Fuente
Sistema Integrado Digital