Epa Colombia
Epa Colombia
/www.instagram.com/epa_colombia/
12 Ago 2021 02:28 PM

Epa Colombia deja sus lujos para ir a la cárcel a pagar una pena de cinco años

La empresaria no recibió detención domiciliaria.
dfmejia
Daniel Felipe
Mejía

Epa Colombia se convirtió en una de las empresarias más famosas de las redes sociales, debido al veloz y potente crecimiento de su negocio de keratinas y productos capilares. La joven alcanzó a ganar bastante popularidad y reconocimiento en las plataformas digitales con sus ideas y proyectos personales.

Tras enfrentar una dura realidad por los hechos vandálicos que cometió en 2019 durante el marco del Paro Nacional, la joven decidió darle un giro a su vida y transformar los errores que tuvo en algo positivo para generar empleo, crecer como persona y demostrar que tenía ganas de reparar sus pasos en falso.

Sin embargo, pese a que Daneidy Barrera Rojas, reconocida en las redes sociales como Epa Colombia, alcanzó a cambiar su vida y emprender de una forma correcta con su marca de belleza, las cosas no salieron bien tras asistir a la audiencia que tuvo con el Tribunal Superior de Bogotá, ya que fue condenada a 63 meses de cárcel, sin derecho al recurso de detención domiciliaria. 

Además de esta decisión que fue tomada por la grabación que realizó en aquel año destruyendo las estaciones de Transmilenio, las autoridades le prohibieron ser youtuber y/o influencer, alejándola completamente de las redes sociales. 

Previo a esta fuerte noticia, que tiene a miles de personas indignadas en las plataformas digitales, la joven había logrado tener un crecimiento económico inigualable, al punto de que pudo comprar varias propiedades para ubicar sus bodegas, sus oficinas y sus distribuidoras. En algunos lugares estableció su sector de producción, con el cual le dio empleo a muchos desempleados.

Adicional a esto, Daneidy logró recuperar el funcionamiento de sus peluquerías, retomando actividades de trabajadores y clientes. En su vida personal, tras comprar su apartamento, la empresaria dejó sin palabras a los curiosos con la adquisición de varios carros de lujo.

Entre la colección de autos que tiene, se observa una camioneta Mazda CX-30 (oscila entre 100 y 120 millones de pesos colombianos), un convertible de la línea MX-5 de color rosa (Aproximadamente de 130 millones de pesos) y una Ranger Rover Evoque R-Dynamic, la cual es bastante lujosa y tiene un valor de 172 millones de pesos.

Uno de los planes que tenía la colombiana era obtener un Porsche, que agregaría a este grupo de vehículos.

Fuente
Sistema Integrado Digital