La boda real de Meghan Markle y Enrique de Inglaterra
AFP
20 Mayo 2018 07:29 PM

Boda de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle fue vista por más de 29 millones de personas

Enrique y Meghan se casaron en una ceremonia en el Castillo de Windsor, donde fueron saludados por unas 100.000 personas en las calles. 
Cristian
Cristian
Serrano

Más de 29 millones de personas vieron por televisión en Estados Unidos la boda del príncipe Enrique con la actriz estadounidense Meghan Markle, según las mediciones de Nielsen publicadas el domingo. 

VEA TAMBIÉN: Así fue la boda de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle 

Los estimados 29,2 millones de televidentes de la ceremonia del sábado exceden el número de espectadores de la boda en 2011 del hermano de Enrique, el príncipe Guillermo, con Kate Middleton, que fue vista por 22,8 millones de personas. 

Enrique y Meghan se casaron en una ceremonia en el Castillo de Windsor, donde fueron saludados por unas 100.000 personas en las calles. 

La pareja no tendrá luna de miel en lo inmediato, ya que se espera que el martes asistan a una fiesta para el príncipe Carlos, el heredero al trono, en el Palacio de Buckingham.

El arzobispo de CanterburyJustin Welby, líder espiritual de la Iglesia anglicana, tomó los votos matrimoniales a los novios, que tuvieron las manos enlazadas durante gran parte de la ceremonia.

Esta tuvo toques del mestizaje que encarna la pareja, como el sentido sermón del obispo estadounidense Michael Curry, o la versión de la canción “Stand By Me” que hizo un coro de gospel.

Markle lucía un vestido de novia blanco diseñado por la británica Clare Waight Kellerpara Givenchy, con velo, escote de barco y el pelo recogido con una tiara, mientras que Enrique de Inglaterra vestía uniforme de gala militar y llegó a pie a la iglesia acompañado de su hermano Guillermo, su padrino de boda.

Markle fue hasta la iglesia en un Rolls-Royce Phantom IV, acompañada de su madre Doria Ragland.

El cantante Elton John, la presentadora de televisión Oprah Winfrey, los actores George Clooney e Idriss Elba, el exfutbolista David Beckham, o las exnovias de Enrique Chelsy Davy y Cressida Bonas, estaban en este templo, tumba de reyes y escenario este sábado de su decimosexta boda real desde 1863.

Entre los hombres predominaba el chaqué oscuro, combinado con chaleco brillante y corbata; ellas llevaban vestidos de todos los colores y espectaculares sombreros.

La reina Isabel II de Inglaterra nombró a Enrique duque de Sussex, conde de Dumbarton y barón de Kilkeel, respectivamente, un titulo nobiliario inglés, escocés y norirlandés, como manda la tradición.