Mon Laferte
Foto: Julieth Castaño/RCN Radio
1 Dic 2019 05:16 PM

Artista Mon Laferte será llevada a la justicia por hablar públicamente del paro en Chile

La Policía chilena abrió un oficio ante la Fiscalía para que Laferte sea citada este semana.
Iván Hernández
Iván
Hernández
@IvanHernandezE

La policía chilena anunció este fin de semana que llevará a la justicia a Mon Laferte, citando declaraciones realizadas por la cantante a la televisión estadounidense en las que apuntó contra los carabineros por los desmanes cometidos en medio de las protestas que afectan al país hace seis semanas.

La denuncia del grupo de Policía de Carabineros, busca aclarar dichos de Laferte a la cadena Univisión en los que sostuvo que "hay casos en donde la misma policía y los militares fueron quienes estuvieron incendiando", estaciones del ferrocarril metropolitano donde iniciaron las protestas el 18 de octubre, cita la institución.

También puede leer: Mon Laferte sorprende con topless en la alfombra roja de los Latin Grammy

La Policía chilena abrió un oficio ante la Fiscalía para que Laferte sea citada junto a un abogado, que formuló declaraciones similares a las de la cantante, "con el objeto de que aporten todos los antecedentes con los que cuentan para formular tales imputaciones", señala el comunicado.

Asimismo, la institución dijo que "rechaza categóricamente las graves imputaciones" realizadas por Laferte que a mediados de noviembre posó con los pechos desnudos en la alfombra roja del Grammy Latino con el mensaje "En Chile torturan, violan y matan", escrito en letras negras sobre su torso.

Laferte, ganadora del Grammy Latino, ha criticado fuertemente el accionar del gobierno de Sebastián Piñera en medio del estallido social, en especial a las fuerzas de seguridad.

Consulte aquí: Mon Laferte mantiene su foco sobre Chile con su primer reguetón pero de protesta

La policía chilena ha sido también duramente cuestionada por Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW), que denunció "graves" violaciones a los derechos humanos cometidas por uniformados.

La inusitada crisis, la más profunda desde el retorno a la democracia en 1990, provocó 23 muertes y miles de heridos que incluyen cerca de 300 personas con lesiones oculares, en dos casos con ceguera total a causa de perdigones usados por la policía.