La actriz Lori Loughlin y sus hijas Olivia Jade Giannulli e Isabella Rose Giannulli
La actriz Lori Loughlin junto a sus hijas Olivia Jade Giannulli e Isabella Rose Giannulli.
Foto: AFP
23 Oct 2019 12:17 PM

Imputan nuevos cargos a actriz Lori Loughlin por fraude en universidades élite de EE.UU.

En la investigación fueron imputados 10 padres de familia más que pagaron sobornos para que sus hijos ingresaran a las mejores universidades
Camila Torres
María Camila
Torres Cepeda
@kamitorrs

En marzo de este año se conoció un escándalo de corrupción que salpicó a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos como Stanford, Georgetown, Yale, o la Universidad de California en Los Ángeles, por un millonario fraude en el proceso de admisión de estudiantes.

La red de corrupción, orquestada por William Singer, estaba integrada por entrenadores, empresarios y hasta famosos que pagaron sobornos para que sus hijos ingresaran a dichas universidades reconocidas sin cumplir con los requisitos legales.

En la investigación del llamado Varsity Blues, se encontró que por ejemplo, en unos casos pagaban a un 'genio' para que resolviera los exámenes de ingreso suplantando a los jóvenes inscritos o le pagaban a funcionarios para que mejoraran los resultados de dicha prueba.

De hecho, en otros casos pagaban a entrenadores deportivos de las universidades para que aceptaran a los jóvenes en sus equipos, aunque no tuvieran aptitudes deportivas, aprovechando que en Estados Unidos otorgan cupos a jóvenes destacados en diferentes deportes y que quieran representar a la universidad en campeonatos.

Entre los famosos salpicados en dicho entramado de corrupción salió el nombre de la actriz estadounidense Lori Loughlin y su esposo, el diseñador Mossimo Giannulli, quienes fueron acusados de haber pagado 500.000 dólares para que sus dos hijas entraran a la Universidad del Sur de California como integrantes del equipo de remo.

En un primer juicio que se dio en abril de este año, la Fiscalía les imputó a los dos los cargos de lavado de dinero y fraude bancario, pero ellos no aceptaron y se declararon inocentes.

Ahora, este 22 de octubre nuevamente fueron citados a audiencia, en la cual la Fiscalía les imputó nuevos cargos, entre ellos asociación ilícita para cometer soborno dentro de un programa federal.

Según lo afirmó el fiscal, con esta nueva acusación pretenden responsabilizar por completo a los padres del hecho de corrupción que se tejió al interior de las universidades por lo que podrían pagar más de 40 años de cárcel.

Ya en mayo de este año, la actriz Felicity Huffman, protagonista de "Desperate Housewives", se declaró culpable de haber pagado 15.000 dólares para que el examen de su hija mayor tuviera mejores notas.

 

En este caso fueron salpicados más de 50 padres de familia que en su afán porque sus hijos estudiaran en instituciones de prestigio pagaron entre 45.000 dólares hasta 400.000 dólares, aproximadamente 1.200 millones de pesos colombianos, a la empresa de Singer - quien se declaró culpable - la cual intervenía para hacer dichos pagos quedándose con una jugosa comisión.

Fuente
LA FM