electricidadrefingimagelafm1.jpg
Electricidad
Imagen de referencia de Ingimage
16 Sep 2020 10:08 PM

Tarifa en los recibos de luz podría aumentar en Colombia

La demora en la expedición en las licencias ambientales y los procesos de consulta previa han generado los retrasos.
María Fernanda Herrera
María Fernanda
Herrera
@MafeHerreraCif

La Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía) señaló que la demora en la expedición de licencias ambientales y los procesos de consulta previa están generando retrasos en el desarrollo de los proyectos de infraestructura energética en el país.

El informe realizado por el gremio advierte que esta situación traerá como consecuencia aumento en los costos de energía y restricciones del suministro en el mediano plazo.

“Las medidas de cierre adoptadas han generado inconvenientes y retrasos en el desarrollo de diferentes obras de infraestructura energética”, señala el estudio revelado por Asoenergía.

También lea: Ventas de vehículos eléctricos siguen cogiendo fuerza, en agosto crecieron un 45,5%

Además, recientemente el Ministerio de Minas y Energía reveló que el 50% de la capacidad de energías renovables no convencionales, adjudicadas en las subastas del año 2019, tienen riesgo de no ingresar a tiempo con la energía asignada, incluyendo algunos proyectos esenciales a desarrollarse en el norte del país.

El documento indica que el promedio del costo unitario de las restricciones tuvo un incremento de 11.8% en el mes de agosto con respecto al mes de julio de 2020 y se ubicó en 16.8 pesos kilovatio hora.

“Este comportamiento se mantendrá estructuralmente, dado que la expansión en infraestructura de transmisión no se ha solucionado de raíz y los proyectos en expansión sufren retrasos constantes en sus fechas de entrada en operación esperadas”, indicó la dirigente gremial.

De interés: Procuraduría reactivó investigaciones disciplinarias por caso Hidroituango

Asoenergía también manifestó que apoya la reactivación económica del país, pero indica que debe ir acompañada de decisiones regulatorias fundamentales para que se cumplan los planes de expansión y se cuente con los precios competitivos que requiere la demanda.

Por eso el gremio propone que las tarifas de energía se establezcan en pesos y no en dólares, que las tarifas reflejen los planes de inversiones reales y no los estimados, y que dichos planes sean el reflejo del comportamiento de la demanda.