Exportaciones en Colombia
Exportaciones en Colombia.
Colprensa
7 Nov 2019 11:29 AM

Subfacturación, el mal que desangra $9 billones de las finanzas de Colombia al año

Así lo reveló el estudio flujos financieros ilícitos presentado por Cedetrabajo.
Martha Olaya
Martha
Olaya
@Marthaolaya1

El estudio denominado flujos financieros ilícitos en Colombia, realizado por Cedetrabajo y Global Financial Integrity, reveló que en la  actividad económica colombiana existen varios mecanismos para evadir impuestos, siendo la subfacturación la que más pérdidas le ha generado al Estado.

Según el reporte, por cuenta de la subfacturación el Gobierno deja de percibir 2.800 millones de dólares al año, es decir, cerca de nueve billones de pesos.

“Utilizando los datos comerciales de las Naciones Unidas, Global Financial Integrity (GFI) analizó el grado de facturación errónea comercial en Colombia en 2016, encontrando una brecha de $10.800 millones entre los valores reportados por Colombia y los reportados por todos sus socios comerciales", destaca el informe.

Más informaciónRenunció el ministro de Defensa, Guillermo Botero

De la misma manera, el estudio señala que, "utilizando el impuesto sobre el valor añadido, los derechos de aduana, el impuesto sobre la renta de las sociedades y las tasas de regalías en Colombia, estimamos que el Gobierno colombiano perdió aproximadamente US$2.800 millones en ingresos debido a la facturación por error del comercio, en 2016. Esta cantidad equivale aproximadamente al 5,2 % de los ingresos fiscales totales de Colombia recaudados ese año".

El documento señala que el problema fundamental de la facturación comercial errónea, consiste en la no recaudación de los impuestos derivados de dichos flujos, por parte de los gobiernos de los países involucrados comercialmente. 

Frente a los productos, los que suponen mayores pérdidas de ingresos, por su valor, son los combustibles minerales (684,6 millones de dólares), piedras preciosas y metales (159,9 millones de dólares) y maquinaria (155,0 millones de dólares). 

Ante este panorama, el estudio propone que Colombia debe considerar los riesgos asociados a la facturación comercial errónea, estudiar ajustes en su legislación aduanera "y adoptar la herramienta en línea GFI, con la intención de poder ampliar la prevención y detección de los flujos ilícitos y sus consecuencias para los países involucrados".