Caño-limon-coveñas-LA-FM-Ecopetrol.jpg
Ecopetrol
22 Mar 2018 03:56 PM

Contraloría le había advertido a Ecopetrol sobre riesgo de derrame de crudo en pozo de Santander

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales anunció una investigación para esclarecer lo sucedido.
La
Fm

LA FM conoció una auditoría que realizó la Contraloría General de la República en 2016 sobre la gestión de Ecopetrol.

En ella se advierte sobre el abandono de algunos pozos petroleros, en especial el Lisama, en Santander, que se encuentra hoy en problemas por un derrame de crudo.

Se trata del hallazgo número 69 de esta auditoría en la cual la Contraloría indica lo siguiente:

"Ecopetrol S.A. no realizó el abandono físico de la totalidad de los pozos señalados en el programa de explotación vigencia 2015 enviado a la ANH sobre los convenios firmados con ella, pese a que la normatividad en la materia señala que los mismos deberían ser taponados y desmantelados inmediatamente".

Lo anterior se evidencia en los siguientes hechos:

• Convenio Lisama-Nutria: 5 pozos en la vigencia 2015: Lisama 108, Lisama 156, Lisama 147, Lisama 25 y Peroles 13 programados y no abandonados. (Este es el pozo que está hoy en problemas por el derrame de crudo).

Además Ecopetrol S.A. no señaló el plan de abandono para los pozos del campo Guariquíes, estando estos inactivos desde el 2014.

Convenio Magdalena Medio - Activo Llanito: Pese a que el campo San Silvestre se encuentra en proceso de abandono, debido a su estado avanzado de agotamiento, no quedó programado para abandono en 2015 ni 2016.

• Convenio Magdalena Medio - Activos GRI (Casabe y Yariguí - Cantagallo): se programó abandono de 15 pozos y re-abandono de 20, recuperación ambiental de 10 piscinas y 20 locaciones.

No obstante, solo se abandonaron integralmente 4 pozos, se re-abandonaron 4 y no se realizaron recuperaciones ambientales de piscinas y locaciones durante el 2015.

Según esta auditoría, realizada por la Contraloría, "lo anterior denota falencias en la planeación y gestión de los abandonos de pozos, actividad imprescindible para la conservación ambiental, así como deficiencias en la programación de los recursos financieros de corto plazo para tal
propósito".

Y recalca el organismo que "en la mayoría de los casos, Ecopetrol S.A. argumenta la falta de presupuesto para el cumplimiento de estas actividades. Sin embargo, en el entendido que las mismas habían sido previamente planeadas, así también debieron estar dispuestos los recursos para llevarlo a cabo, máxime que se contaba con provisión contable suficiente, cuyo propósito consiste en garantizar que la industria petrolera resarza los daños causados en su entorno".

Una situación que conlleva, indicó la Contraloría, "a generar un riesgo medioambiental por eventuales invasiones de fluidos en superficie o manifestaciones de hidrocarburo en las zonas donde se encuentran ubicados los pozos a abandonar, así como la falta de regeneración de las áreas degradadas con las operaciones petroleras y consecuentemente posibles sanciones por la autoridad competente".

Es decir que la Contraloría le había ya advertido a Ecopetrol, en 2016, sobre el peligro de un posible derrame de crudo en estos pozos.

Por ahora la petrolera avanza en un plan de contingencia con el fin de aminorar los efectos ambientales del derrame de crudo y gas en esta sección del país.

Sin embargo, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales anunció una investigación para esclarecer lo sucedido.