cortinascasadenarinolafm.jpg
Las cortinas adquiridas por la Casa de Nariño / Foto LA FM
4 Ene 2016 03:05 AM

Casa de Nariño se gastó más de $600 millones en cortinas

Aunque el contrato debía terminar el 31 de diciembre, hubo una prórroga de tres meses porque la empresa contratada aseguró que el Fenómeno del Niño les ha impedido conseguir todos los materiales.
La
Fm

LA F.m. conoció un contrato celebrado entre el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República y la empresa Rhodes y Cappa LTDA, por un valor de $602,250,000 millones de pesos para la elaboración de cortinas en hilos de seda en la Casa de Nariño.

En el objeto del contrato que está siendo ejecutado se puede apreciar que se trata de “prestar a LA ENTIDAD, por sus propios medios, con plena autonomía técnica y administrativa los servicios de apoyo a la gestión para el diseño, tejido, confección e instalación de las cortinas de la Sede de Palacio de Nariño”.

El contrato fue firmado el pasado 4 de junio por Claudia Yolima Jiménez, subdirectora (E) de operaciones de la Presidencia de la República y la contratista Mónica de Carol Rhodes. El acuerdo entre las partes fue supervisado por Adriana Paola Andrade Jaimes, jefe del área administrativa de la Presidencia de la República.

Las millonarias cortinas serán instaladas en varios salones de la Casa de Nariño y en algunos lugares, corredores de ascensores y oficinas de atención al público.

En un anexo, el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República justifica la millonaria inversión en el deterioro que presentan las actuales cortinas y que las relaciones diplomáticas y comerciales con otros países dependen de la imagen de la Casa de Nariño.

Aunque el plazo de ejecución del contrato estaba fijado para el pasado 31 de diciembre de 2015, el 17 de ese mismo mes se firmó una prórroga entre las partes en la que se firmó una adición de tres meses para que la empresa cumpla con lo pactado.

Es decir el plazo para cumplir con el contrato será el 31 de marzo de 2016 ya que la empresa contratada aseguró que “no fue posible garantizar la producción de Corseda debido al cambio que está afectando severamente los cultivos de morera, base de la alimentación del gusano de seda: influyendo directamente en la calidad y cantidad del capullo producido, adicionalmente la poca y lenta producción, ha llevado a tener varios reprocesos en las etapas de hilar, tinturar y tejer, para contar con un producto de calidad para la confección de las cortinas”.

LA F.m. se contactó con la contratista Mónica Carol de Rhodes, pero ella manifestó que se encontraba en vacaciones y que no podía referirse al tema por estar en su descanso y que, tal vez, en dos semanas respondería a los cuestionamientos.