Tarjeta-Ingimage-LAFM.jpg
Imagen de referencia de Ingimage
3 Ene 2018 11:16 AM

Aprenda a usar su tarjeta de crédito

Siempre tenga en cuenta que una tarjeta de crédito es un asunto serio. usted debe saber que la entidad financiera le presta dinero y usted tendrá responsabilidades que cumplir.
La
Fm

La idea de tener una tarjeta de crédito puede llegar a ser tentadora, excitante o inclusive intimidante. Si usted está pensando en adquirir una, tenga en cuenta los siguientes consejos que le pueden hacer la vida un poco más fácil.

Una tarjeta es suficiente. Tenga solo una tarjeta de crédito; así usted podrá evitar la tentación de consumir indiscriminadamente y se ahorrará mucho dinero.

Mantenga un límite de crédito bajo. Según su presupuesto, su modo de vida y el tipo de uso que le dé, puede solicitar un cupo no demasiado holgado suficiente para sus gastos.

No preste su tarjeta. Recuerde que usted es responsable de todos los cargos de su tarjeta. No permita que otros la tomen prestada y, por favor, nunca revele su número.

Use la tarjeta para emergencias. El hecho de tener una tarjeta de crédito no significa que tenga que dejar de usar efectivo, tarjeta de débito o cheques para realizar sus compras.

Lleve un seguimiento de su uso. Así podrá llevar un registro de sus gastos y determinar en qué está gastando.

Pague todos los meses la totalidad de su saldo. Así usted evitará cargos de servicio y, de paso, tendrá un buen historial crediticio.

Pague a tiempo. Además de generar un buen historial, usted se ahorrará muchos cargos por pagos atrasados.

Mantenga activa su tarjeta. Aunque suene un poco contradictorio, trate de usarla para compras pequeñas compras cada tres o cuatro meses. Pero eso sí, no olvide pagar sus saldos para no generar intereses.

Evite realizar adelantos en efectivo. Los intereses que se cobran por hacer adelantos de efectivo son más altos que los que generan las compras. Recuerde que la clave es siempre evitar gastos innecesarios.

Diseñe un presupuesto. Es vital que los pagos de su tarjeta no excedan el 20% de sus ingresos mensuales.

No tiene nada de malo recular. Si su tarjeta de crédito le resultó un problema y no una solución, cancélela o deje de usarla durante un tiempo.