Zidane1.png
AFP
3 Feb 2018 12:59 PM

Zidane: estoy disgustado porque pudimos evitar el segundo gol y no lo hicimos

Sólo voy a pensar en el próximo partido", concluyó.
La
Fm

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, indicó tras el empate (2-2) de su equipo ante el Levante que estaba disgustado al considerar que sus jugadores pudieron evitar el segundo gol del rival y no lo hicieron.

"Me molesta porque es algo que trabajamos -en los entrenamientos- y lo podíamos haber evitado. Ellos han tenido cuatro ocasiones y se llevaron dos goles a favor. Los fallos en los contragolpes del rival significan que tenemos que trabajar más cada día", dijo en rueda de prensa.

"Lo que ha pasado hoy es muy duro porque significa perder dos puntos", dijo Zidane, quien explicó que cambió a Cristiano porque buscaba meter a un jugador en el centro del campo y tener más fuerza.

"Veremos si la Liga está imposible. Yo siempre voy a decir que no está sentenciada, aunque es verdad que son muchos puntos de diferencia. Queríamos una tercera victoria seguida y no llegó", añadió en su explicación.

Además, Zidane dijo que no está preocupado tras este nuevo traspiés liguero. "Estamos disgustados con el resultado, que estaba a nuestro favor y no sacaos adelante", dijo Zidane, quien indicó que no piensa en que si su futuro está ligado a la eliminatoria ante el PSG de Liga de Campeones. "Sólo voy a pensar en el próximo partido", concluyó.

El Real Madrid volvió a las andadas en la Liga y ofreció una mala imagen en el estadio Ciutat de Valencia, donde empató 2-2 para mantener su agonía en un torneo en el que tendrá un largo camino por el desierto de la nada hasta el mes de mayo.

La victoria de la pasada jornada ante el Deportivo, contundente, por 7-1, en la que los hombres de Zinedine Zidane cogieron aire después de muchos tropiezos y mal juego, fue un espejismo. El Real Madrid puede acabar la jornada a 21 puntos del Barcelona y volverá a tener una semana movida con el París Saint Germain en el horizonte.

Al Real Madrid se le va a hacer muy cuesta arriba la Liga. Y, a lo mejor, debería dejar de mirar hacia la primera posición que ocupa el Barcelona para pensar en acabar entre los cuatro primeros. Esta jornada tuvo la suerte de que sus perseguidores, Villarreal y Sevilla, también perdieron sus partidos y los primeros están a dos puntos de distancia y los segundo a seis.

El PSG está a la vuelta de la esquina y el cuadro merengue demostró una fragilidad tremenda en el campo del Levante. La enseñó en defensa y en ataque, sin un último pase en los últimos tres cuartos y con jugadas previsibles, se atascó ante un rival que usó el arma del contragolpe durante los 90 minutos.

Con información de AFP