XimenaSuarezChapecoense1.jpg
10 Feb 2017 03:06 AM

Ximena Suárez, azafata sobreviviente de la tragedia de Chapecoense, dice que su situación empeoró

La mujer, que ya había emprendido una campaña en busca de ayuda económica, informó que tiene problemas de movilidad.
La
Fm

La azafata boliviana Ximena Suárez -una de los seis sobrevivientes del avión LaMia que se accidentó en Colombia y dejó 71 muertos, entre ellos el plantel del Chapecoense- emprendió una campaña para recaudar fondos, aduciendo problemas de salud.

"Soy Ximena Suárez Otterburg, sobreviviente del accidente de LAMIA en Colombia, tengo 28 años, nací en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, soy madre soltera de dos niños uno de 6 y 2 añitos, a los cuales yo los mantengo", comienza a relatar la azafata desde una página en Internet que se encarga de captar donaciones.

Acota que "a raíz de esto (accidente) no podré trabajar momentáneamente por problemas físicos y psicológicos, lamentablemente en este momento no puedo pararme ni sentarme por problemas de columna y del pie, la razón por la cual estoy pidiendo esta colaboración".

Consulte aquí: Ximena Suárez, azafata sobreviviente de la tragedia de Chapecoense, pide ayuda

Relató que una empresa local de seguros le cubrió los gastos médicos, pero que "hasta ahora no he recibido ninguna indemnización (...) a parte que me deben 5 meses de salario y no han dado al cara hasta ahora".

La campaña, empero, también generó críticas en Bolivia, según reveló Suárez, desde su cuenta personal en Facebook. "Quiero hacer pública mi tristeza y decepción por esos cientos de bolivianos compatriotas míos, que se han empeñado en atacarme", dice, respecto de comentarios que aseguran que está tomando ventaja de la situación.

El 29 de noviembre, un BA-146 modelo RJ85 de LaMia cayó cerca de Medellín y en el accidente murieron 71 de las 77 personas que iban a bordo, entre ellas, 19 jugadores del club Chapecoense de Brasil, así como directivos del club y periodistas brasileños.

Una investigación de las autoridades aeronáuticas colombianas estableció que la aeronave tenía combustible limitado para cubrir la ruta entre la ciudad boliviana de Santa Cruz y el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, que sirve a Medellín.