realmadridsate1.jpg
@realmadrid
6 Feb 2017 11:56 AM

Las declaraciones que molestaron al Real Madrid

Con polémica de fondo, el partido en Balaídos contra el Celta tuvo que suspenderse por el mal clima y estado del escenario deportivo.
La
Fm

El Real Madrid ha emitido un comunicado en el que lamenta y señala como "desafortunadas" las declaraciones del alcalde de Vigo, Abel Caballero, en las que aseguran que son acusados de despreciar las medidas de seguridad exigidas para la disputa del partido de LaLiga en Balaídos.

La suspensión del partido entre Celta de Vigo y Real Madrid a causa del temporal que dañó una parte del techado de Balaídos, sigue generando polémica después de las últimas declaraciones del alcalde de Vigo que han provocado la reacción del club madridista con un comunicado de tres puntos.

"El Real Madrid lamenta las desafortunadas declaraciones del alcalde de Vigo, Abel Caballero, en las que asegura que este club despreció las medidas de seguridad exigidas para la disputa del partido Celta de Vigo-Real Madrid", señala en el primer punto.

"Estas afirmaciones del alcalde no solo están fuera de lugar sino que son rotundamente falsas, porque el Real Madrid no ha cuestionado en ningún momento las medidas de seguridad establecidas en el estadio de Balaídos", añadió.

El conjunto madridista cierra su comunicado explicando todo lo ocurrido desde que conoció la posibilidad de la suspensión del partido.

"El Real Madrid quiere dejar muy claro que, tras conocerse la posibilidad de suspenderse el partido, con más de 30 horas de antelación, propuso a la Liga de Fútbol Profesional tres alternativas: primera, que se estudiara la posible reparación de la cubierta del estadio dañada; segunda, la posibilidad del cierre de la grada afectada; y tercera, si las dos anteriores no eran posibles, estudiar la designación de otro estadio cercano para la disputa del partido".

"Estas propuestas buscaban evitar que la suspensión del partido perjudicase a las cuatro competiciones, por el efecto dominó existente entre ellas, así como los enormes perjuicios económicos producidos en todas las televisiones del mundo y que tendrán su repercusión en los próximos concursos de la venta de los derechos de televisión", concluye.

Con información de EFE.