Tottenham
Tottenham, en su clasificación a los octavos de final.
AFP
11 Dic 2018 05:00 PM

Tottenham clasificó agónicamente tras empatarle al Barcelona en el Camp Nou

El equipo inglés se quedó en la segunda casilla del grupo B.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

Con un once plagado de suplentes y la clasificación como primero de la llave B en el bolsillo, el FC Barcelona empató 1-1 con el Tottenham, del argentino Mauricio Pochettino, que selló su boleto para los octavos de final de la Liga de Campeones.

Con cinco victorias y un empate en las seis fechas de la primera fase, el Barça accede a las rondas eliminatorias como líder con ocho puntos más que los 'Spurs'.

El conjunto inglés suma ocho puntos, los mismos que el Inter de Milán, que no pasó del empate en casa ante el PSV Eindhoven (1-1), pero se clasificó por sus mejores guarismos goleadores.

Sin Leo Messi, Marc André Ter Stegen, Luis Suárez, Gerard Piqué, Sergio Busquets o Jordi Alba en el once de inicio, el técnico Ernesto Valverde dio minutos a jóvenes canteranos como Juan Miranda o Carles Aleñá, y a habituales suplentes como el belga Thomas Vermaelen o el brasileño Arthur.

El francés Ousmane Dembélé fue el autor del primer gol del partido luego de una gran jugada individual, después de haber llegado con dos horas de retraso el domingo al entrenamiento del equipo.

El joven campeón del mundo explotó sus mejores virtudes en una contra local, en la que hizo alarde de su velocidad para recorrer cerca de 40 metros en solitario, antes de realizar un amago de disparo en el interior del área que dejó sentado a un defensa, y definir con clase con la zurda ante su compañero en los Bleus Hugo Lloris (7).

Consulte: ¡Maradoniano gol de Dembélé en el Camp Nou!

Una punta de velocidad como la del extremo galo habría ayudado al internacional inglés Harry Kane cuando, ya en el segundo acto y solo ante el arquero holandés Cillesen, envió el esférico por encima del arco en un disparo muy forzado por la llegada del central culé Clement Lenglet (51).

Pero pese a dos disparos al palo del brasileño Philippe Coutinho, la presión del Tottenham dio sus frutos. Kane se rehízo de su error sirviendo a Lucas Moura para que el brasileño superase al arquero Cillesen en su segunda ocasión de gol.

Ese empate satisfizo a ambos equipos, y el resultado no se movió hasta el final, ni siquiera con un Messi sobre el césped desde el minuto 63.