Josep Maria Bartomeu, presidente de FC Barcelona
Josep Maria Bartomeu, presidente de FC Barcelona
AFP
13 Abr 2020 08:31 PM

Exvicepresidente de Barcelona será demandado por presunto caso de corrupción

Emili Rousaud es uno de los seis directivos que renunció a su cargo la semana pasada.
Daniel Zabala
Daniel
Zabala

El Barcelona anunció este lunes una "acción penal" por las "graves e infundadas acusaciones" lanzadas por el exvicepresidente Emili Rousaud, quien la semana pasada afirmó que alguien "ha metido la mano en la caja" en el caso conocido como 'Barçagate'.

"Ante las graves e infundadas acusaciones formuladas por el señor Emili Rousaud (...), la Junta Directiva niega categóricamente cualquier acción susceptible de ser calificada de corrupción y, en consecuencia, ha acordado interponer la correspondiente acción penal", informó el Barça en un comunicado.

Lea también: Presidente de La Equidad denuncia irregularidades en contratación del VAR

"El FC Barcelona no puede tolerar acusaciones que perjudican gravemente la imagen de la institución. La acción penal que se interpondrá es en defensa de la honorabilidad del Club y de sus trabajadores", aseguró el club azulgrana.

Rousaud, uno de los seis directivos que la semana pasada dimitieron por diferencias con el presidente Josep Maria Bartomeu, había dejado entrever un posible desvío de fondos en el caso del 'Barçagate'.

El 'Barçagate' fue la utilización de la empresa I3Ventures para supuestamente influir en las redes sociales por parte del Barça para presuntamente desprestigiar a oponentes de la junta y mejorar la imagen de esta, algo desmentido en febrero por Bartomeu.

El presidente azulgrana explicó entonces que esa empresa sólo hacia trabajos de monitoreo en internet.

Le puede interesar: Anuncio de Emmanuel Macron confirmaría aplazamiento del Tour de Francia

La radio Cadena Ser había informado entonces que el Barça habría pagado un millón de euros por esos servicios, que se habrían fraccionado en diversos pagos para no pasar controles financieros internos.

El presidente azulgrana anunció en aquel momento una auditoría interna para ver si había habido alguna irregularidad.

Sin embargo, la semana pasada, en una entrevista con la radio Cadena Ser, Rousaud afirmó que "si los auditores nos dicen que el coste de estos servicios es de 100.000 euros y hemos pagado un millón, es que alguien ha metido la mano en la caja".

"Este contrato se había dividido en trozos de 200.000 euros para no tener que pasar por la comisión de control", añadió Rousaud.

El Barça recordó este lunes que la auditoría sigue en curso y que cuando se complete "analizará el contenido y las conclusiones que se deriven, informará públicamente, y tomará las decisiones y adoptará las medidas que correspondan".