Dávinson Sánchez, colombiano en Tottenham Hotspur
Dávinson Sánchez, colombiano en Tottenham Hotspur.
AFP
26 Oct 2020 08:28 PM

Duro relato de Dávinson Sánchez sobre su infancia: "Vi muchas cosas malas"

El defensor colombiano es uno de los jugadores más destacados en el Tottenham de Mourinho.
Edward
Edward
Castro
@EdwardCastroV

Dávinson Sánchez es una de las grandes figuras colombianas en el fútbol del exterior por su presente en el Tottenham Hotspur y la relevancia que tiene en la Selección Colombia de Carlos Queiroz.

El zaguero colombiano ha tenido una carrera progresiva desde su debut en Atlético Nacional, su salto a Europa en el Ajax y luego en Tottenham donde hace unos días participó de un evento del club y entregó declaraciones de su vida personas y la dura infancia que tuvo en Colombia.

Lea también: Serie A: Milan y Roma empataron en la quinta fecha

"Vi muchas cosas malas como drogas, gente robando. Conozco amigos que tomaron lo que yo llamó el camino fácil y algunos de ellos hoy están muertos o en la cárcel, estaban involucrados en cosas malas. Pero también tengo amigos de la escuela que tomaron el camino correcto y ahora tienen buenos trabajos y son buenos padres, hermanos e hijo. Todo depende del camino que usted elija y el camino más fácil nunca fue una opción para mí", señaló en primera medida el colombiano.

"Mi padre solía llevarme y no siempre era fácil porque también tenía que llevar comida a la casa. Yo entrenaba todos los días después de la escuela y luego tenía que tomar tres buses para llegar a casa, me demoraba al menos 2 horas. Cuando empecé a ir a entrenar, mi padre me llevaba, pero eso significó que teníamos que comprar dos pasajes y no fue fácil para nosotros. Costaban 2 libras esterlinas (menos de 1.000 pesos colombianos) cada uno pero eran 2 o 3 buses", agregó a los medios británicos.

De interés: "No he pagado mi deuda con la afición del Galatasaray": Falcao

Y cerró hablando de algunos detalles familiares: "Sabía que a la familia le estaba costando demasiado dinero, así que un día, cuando tenía unos 10 u 11 años, le dije a mi papá: 'Mira, esto nos está quitando los ahorros, conozco las carreteras y los paraderos, así que ahora tengo la edad suficiente para viajar por mi cuenta".