Christian Cueva y Paolo Guerrero
Christian Cueva y Paolo Guerrero
Foto: AFP-Juan Barreto
16 Jun 2018 01:24 PM

Christian Cueva lloró después de botar el penal frente a Dinamarca

Gracias al VAR, Perú tuvo una oportunidad de marcar por primera vez en el Mundial después de 36 años. Pero Cueva la desperdició.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Perú y Dinamarca jugaron un emocionante partido por el grupo C del Mundial de Rusia 2018, este sábado. 

Sin embargo, la selección inca perdió 1-0, pese a que en el segundo tiempo tuvo grandes iniciativas de ataque. Una de las más claras fue el taco de Paolo Guerrero, a espaldas del arco: el balón pasó muy cerca de la zona gol, pero salió fuera del campo. 

Pero la oportunidad que habría cambiado la historia ocurrió en el minuto 44 (primer tiempo). El volante Christian Cueva llegó al aérea de Dinamarca e intentó driblar para sacar a un jugador, pero Yussuf Poulsen le hizo falta. 

Inicialmente, el árbitro dejó seguir la jugada, pero después decidió mirar la repetición en el VAR y al final pitó penal a favor de Perú

Cueva fue el encargado de cobrar. Arrancó y aunque hizo la popular 'paradinha' para engañar al arquero Kasper Schmeichel, botó el balón muy por encima del arco. 

Si el volante hubiera marcado, habría sido el primer gol de Perú en un Mundial después de 36 años. Tal vez esta presión lo hizo errar. 

Al poco tiempo se terminó la primera parte del compromiso, y Cueva salió rumbo al camerino evidentemente desconsolado. En un momento, se vio obligado a detenerse porque no pudo contener las lágrimas.  

Paolo Guerrero, que empezó el partido en la banca, se acercó a consolarlo y darle ánimos. Sus compañeros lo acompañaron mientras salía de la cancha. 

Ya en el segundo tiempo, Cueva lideró varias iniciativas de ataque, pero al final Perú no pudo empatar. 

El jugador de Dinamarca que anotó fue Yussuf Poulsen. 

Después de que terminó el partido, Cueva volvió a lamentarse por el error cometido. De nuevo, sus compañeros llegaron para acompañarlo.

Más temprano, Francia le ganó 2-1 a Australia y será el próximo rival de Perú.