23 Jul 2016 08:44 AM

Etapa 20 del Tour: Ráfaga final en los Alpes

La penúltima etapa del tour es la última oportunidad de brillar en la competencia ciclística.
El Tour se ha habituado en las últimas ediciones a definir la general final en la montaña y este año no será una excepción, con una última etapa de competición, antes del paseo por los Campos Elíseos, en plenos Alpes.
 
Si el año pasado se otorgó al Alpe d'Huez la toga de juez último de la edición, en esta ocasión los organizadores apuestan por una etapa de cuatro puertos, el último, de categoría especial en la cima de la Joux Plane, a 12 kilómetros de la meta.
 
De esta forma, entre los que todavía tengan cuentas pendientes con la general habrá terreno para largas aventuras, para los escaladores y para los descendedores, todos tendrán escenario para jugar sus cartas.
 
Los primeros con una etapa corta, 146,5 kilómetros entre Megève y Morzine, sin apenas descansos, con los Aravis de salida, y las dos cimas de primera, la Colobière y Ramaz, antes de ascender a la Joux Plane.
 
Los segundos, en este puerto de 11,6 kilómetros y una pendiente media del 8,5 %, terreno suficiente para lograr una ventaja suficiente que mantener en la nerviosa y técnica bajada a Morzine.
 
Será la última oportunidad de brillar en un Tour de Francia que habrá dejado vista para sentencia su general final y, probablemente, el resto de los maillot.