Messi-AFP.jpg
AFP
13 Feb 2017 07:44 AM

El día que Emery pensó en quitar la barrera a Messi

Unai Emery es uno de los entrenadores más meticulosos del fútbol europeo. Nada queda en su libreto a la improvisación. A lado de su ayudante, Juan Carlos Carcedo, estudian al microscopio a sus rivales.
La
Fm

A menudo casi todo le funciona. El problema, en cambio, es Leo Messi. Ahí, la pizarra y los vídeos se encuentran con un muro. El talento de Leo es difícil detenerlo. Por no decir imposible. Aún así, el laboratorio de Emery no deja de funcionar.

Antes de irse al PSG, siendo entrenador del Sevilla FC, estudió una alternativa a los lanzamientos frontales de Messi en las faltas en sus duelos contra el FC Barcelona. Los entrenadores de hoy en día pasan horas intentando rebajar el índice de acierto tan brutal que existe en la actualidad.

Tienen claro que desde la llegada del spray arbitral, la medida ha favorecido al delantero. Los famosos tres 'pasitos' de la barrera que daban adelante perjudicaban al lanzador. Ganaban terreno al mar. Ahora, sin embargo, todo ese proceso es más complejo. La espuma delata a los defensas y el árbitro no permite la infracción.

Por eso, Emery, pensó un día viendo partidos de Segunda división en Francia probar una fórmula de riesgo: quitar la barrera a 9,15 que habitualmente tiene delante Messi y arrastrarla a su portería. Vía libre para Leo, invitándole al misil.

Fue un pensamiento en voz alta. Como él mismo contó recientemente en el EFE Forum en Madrid, este reto tiene riesgos. Puerta grande o enfermería. Si Messi no acierta, el método Emery se habría convertido en el invento del siglo. Si Messi hace gol con este escenario, le llamarían tonto.

Por tanto, mejor no tocar nada. La vida sigue igual. Pero Unai le da vueltas al asunto. Hay que intentar reducir la eficacia en las faltas directas, especialmente en los golpeos frontales donde por ejemplo Cristiano Ronaldo también aparece.

Emery ahora está al frente de un PSG en forma, en uno de los mejores momentos de la temporada, con sus futbolistas afilados y con ganas de dar un golpe encima de la mesa. De momento, nada apunta a que se retrase una barrera en un libre directo de Leo. Y menos en una Champions League. Mejor dejarlo para un amistoso si se tercia. Pero ahora, que se acerca el partido, conviene recordar que hay entrenadores que como Emery, tienen claro que en el fútbol 'no todo está inventado'.

Con información de EFE