Tatiana Calderón- Circuito Sepang
Foto suministrada por la Escudería Telmex Claro
22 Ene 2020 09:47 PM

Tatiana Calderón habla de cómo será correr al lado de Juan Pablo Montoya, su ídolo

La piloto colombiana se prepara para Daytona, su primera carrera de larga duración.
Federico G.
Arboleda L.
@arboledafede

Luego de confirmar su paso al automovilismo asiático, en donde disputará la Súper Fórmula de Japón corriendo con el equipo ThreeBond Drago Corse, la piloto colombiana Tatiana Calderón se prepara para su primera carrera de larga duración, las 24 horas de Daytona, un reto importante en su desarrollo profesional y que le permitirá conocer otra categoría del automovilismo Mundial, además de competir en la misma pista con su ídolo profesional, el colombiano Juan Pablo Montoya.

En la previa de esta carrera, Tatiana habló en exclusiva con Antena2.com para contar cómo se prepara de cara a este desafío, qué cambia entre los vehículos que usa y qué viene para ella en esta temporada, siempre enfocada en su sueño de llegar a la Fórmula 1.

Más allá del fútbol, el ciclismo y casos particulares, es complicado ser un deportista de alto rendimiento en Colombia.

¿En su caso qué la motivó a seguir este camino y cómo hace para continuar con esto pese a lo difícil que puede ser conseguir apoyo económico?

Yo soy muy afortunada porque encontré mi pasión muy temprano. Mi hermana me llevó a una pista de karts y allí me enamoré de la velocidad y de la adrenalina. Al final, cuando uno quiere algo tanto, lo que a veces parecen sacrificios, uno lo hace con muchísimo gusto.

Después, ha habido muchas barreras a lo largo del camino, sobretodo porque el automovilismo es un deporte donde predominan los hombres y donde se necesita muchísimo apoyo económico porque entre más tengas, mejores equipos se pueden encontrar y tener acceso a más prácticas, por lo que esta ha sido una de las cosas más difíciles.

En ese sentido, cuento con mi familia, que me ha podido apoyar desde el inicio y luego han llegado empresas como Claro, Coldeportes y la escudería Telmex, quienes me han permitido seguir avanzando y la recompensa llegará con el tiempo.

¿Cómo se explica que entre más dinero se pueda llegar a mejores categorías?

En las categorías menores, además de ser muy bueno y talentoso, se debe tener poder económico para poder aspirar a los mejores equipos. Pues no solo el talento, sino también los recursos para llegar a algunos lugares, prácticas y poderse preparar de la mejor manera. El talento y la política, como en todos los deportes, son base fundamental para conseguir buenos resultados.

A diferencia de la gran mayoría de deportes, la situación no solo depende de ti sino del carro y el equipo que tengas alrededor, por eso toca ir a buscar lo mejor cuando tiene presupuesto.

¿La vida le cambia mucho con todos los cambios de país?

Yo hace ocho años resido en Madrid y sí, realmente son cambios culturales muy grandes los que se viven. La familia está en otra parte y es duro, pero cuando uno quiere llegar muy alto hay que sacrificar ciertas cosas, aprender a convivir con diferentes situaciones, sin embargo, me considero privilegiada de poder viajar por el mundo y conocer diferentes culturas haciendo lo que más me gusta.

¿En ese sentido, cómo se maneja la llegada a Japón?

Este será uno de los desafíos más grandes de mi carrera, desde lo personal y lo profesional, nunca he estado en Japón en mi vida, no conozco a fondo al equipo y es una categoría muy dura. No conozco ningún circuito, es otra cultura y son muchas incógnitas las que tengo en este momento, pero no deja de ser un desafío increíble en uno de los carros más rápidos después de la Fórmula 1, se podría decir que es como la Fórmula 1 japonesa, por lo que será un año de gran aprendizaje para mí y al que llego sin ninguna presión para aprender y disfrutar esta oportunidad de la que ojalá salgan las cosas muy bien.

¿Cómo se prepara para enfrentar las 24 horas de Daytona?

Es otro gran desafío para 2020, es mi primera carrera de 24 horas, de resistencia y en un GT (correrá en un Lamborghini Huracán) un carro en el que no estoy habituada a correr, así que hay muchas cosas que aprender, pero creo que tenemos un gran equipo, con buenas compañeras que están llenas de experiencia.

Sin embargo, será la primera vez que maneje de noche, en esta carrera, no sé bien a qué hora correré, pueden ser la una o dos de la mañana, así que tengo que estar muy bien preparada para que la concentración no baje durante las dos horas en el carro, a sesenta grados que uno está dentro de la cabina y después de esto rehidratarme muy bien. A eso se suma que uno no duerme muy bien, por lo tanto es una preparación que viene de muchos años y semanas antes, además de entender muy bien con los ingenieros qué se busca y en qué etapa de la carrera.

¿Ha hablado con Juan Pablo Montoya sobre lo que viene en las 24 horas de Daytona?

Sí, esta es una de las cosas especiales que trae el competir en Daytona: competir pista con Juan Pablo Montoya que siempre ha sido mi ídolo. Él me dio tips antes del test que tuvimos hace un par de semanas, siempre ha estado abierto a que le pregunte cosas, así que trataré de sacarle la mayor cantidad de información posible. Además del privilegio que significa compartir la pista, más allá de que sea en diferentes categorías.

¿Bajan las cargas de preparación?

Previo a la carrera tengo un programa de entrenamiento especial, que sube y baja cargas. Sin embargo, a medida que la carrera se acerca las cargas bajan porque es una carrera muy larga y hay que trabajar mucho en la parte de hidratación, nutrición y el sueño, que toca acomodarlo, pues no se sabe a qué hora te va a tocar, sin embargo se tiene que tener muy en cuenta.

¿Es difícil el cambio de vehículo?

Realmente sí. En principio porque se manejan muy diferente, hay muy poca carga aerodinámica, se tiene frenos ABS, control de tracción, dirección asistida, es un carro mucho más pesado que un Fórmula, son muchas cosas que cambian, empezando por el techo, que cambia la visión y lo deja a uno encerrado. Sin embargo, tuvimos pruebas hace un par de semanas en las que me sentí cómoda, me adapté rápido y tengo compañeras que saben muy bien las diferencias y me han guiado mucho.

¿En su rol de piloto, cree que el ser mujer influye en algo favorable o desfavorable (patrocinios, oportunidades)? ¿Hay algo de machismo?

Ser una piloto mujer siempre tiene sus ventajas y desventajas. Ganarse el respeto de sus competidores y de la gente con la que uno trabaja es difícil al principio, además de estar en desventaja desde la parte física, ya que contamos con 30% menos de masa muscular que un hombre. Pero creo que lo podemos hacer muy bien en carreras como la que viene, de resistencia, donde nosotras se podría decir que pensamos un poco más para tomar decisiones con cabeza fría.

En la parte de los patrocinios algunas veces se tiene más atención y, aunque esto es bueno en ese sentido, algunas veces no se quiere tanta atención, especialmente en cuando a uno no le va también. Al final, yo creo que nosotras podemos ser igual de competitivas a los hombres y hay que saber cómo usar esas ventajas y desventajas siempre a favor.

¿Eso ha influido en su consolidación en el automovilismo a nivel mundial?

Yo creo que es como en todos los deportes, sin embargo, el hecho de no depender de ti como en el fútbol o en el tenis y la dificultad en practicar todos los días complica un poco la situación. Sin embargo, el estar en contra de la tradición, siendo mujer, te obliga a ganarte el respeto y la credibilidad a pulso, por eso también creo que el crear nuestra carrera nos lleva más tiempo y nos obliga a estar en ciertas categorías por más tiempo.

Yo creo que con trabajo se llega a lo que uno busca y mi idea es mostrarle a las mujeres que este camino se puede marcar, sin darse por vencidas.

¿Seguirá siendo piloto de pruebas del Alfa Romeo Racing Team?

La verdad el equipo está contento, yo estoy muy contenta y las próximas semanas tendremos reuniones para ver cómo podemos continuar con la relación para 2020.

¿Qué le aporta su participación en la Súper Fórmula de Japón pensando en la Fórmula 1?

Es un paso más hacia el objetivo porque es el carro más parecido al Fórmula 1. Yo diría que es un desafío incluso más grande que el que tuve en Fórmula 2, pues esto te prepara perfectamente para montarte en un Fórmula 1 y, además, es una categoría donde están grandes marcas como Honda, Toyota y equipos oficiales, que ponen muchísimo presupuesto y esfuerzo en que salga todo bien.

La Fórmula 1 siempre está con un ojo ahí y también en la Fórmula 2. Así que creo que va a ser algo bueno que puede abrir muchísimas oportunidades.

Fuente
Antena 2